Sidebar

Header Blog Banner
As soon as you open an account Bet365 will send you a 10 digit Offer Code via email. Receive Your £200 bet365 Welcome Promo Bonus plus £50 Mobile Promo

Colmillo Ciudadano: El tonto Nuño y los vándalos de la CNTE (I parte)

Opinión
Tipografía

Cuando se constituyó la CNTE en diciembre del 77 su objetivo base fue democratizar la vida interna del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), para elegir libremente a sus liderazgos y erradicar el cacicazgo que ahogaba a los maestros y dejar de ser un sindicato charro como el resto de los sindicatos oficiales y, deshacerse del cacique, en ese tiempo, Carlos Jonguitud Barrios.

Su lucha obtuvo resultados parciales diez años después, cuando lograron presionar lo suficiente y consiguieron que se fuera Jonguitud Barrios, sin embargo, eso no garantizó lo que ellos pretendían, la democracia interna para elegir libremente a sus dirigentes, y Carlos Salinas se encargó que así fuera al nombrar en sustitución del desterrado líder a Elba Esther Gordillo.

Desde entonces, la CNTE ha ido perdiendo la esencia de su surgimiento, transformándose paulatinamente en un ente antisistémico que ha ganado a través de la presión y el chantaje político, espacios, prebendas y haciendo del territorio en el que guardan prevalencia, su coto de poder político y económico, bajo las complicidades de los gobiernos estatales y del federal, quienes en su momento les han entregado dinero, plazas y las dependencias responsables de la educación en el estado, como lo fue gasta hace un año en Oaxaca, hasta que les quitaron el IEEPO (Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca).

Al inicio de la administración de Enrique Peña Nieto, cuando dio a conocer sus propuestas de reformas en la que venía la que llamo la reforma de las reformas, la educativa, los dos organismos que aglutinan a los maestros en este país, el SNTE y la CNTE, se opusieron, por su lado Elba Esther Gordillo dijo que tendrían que pasar por su cadáver antes de aceptar la citada reforma, y no hubo necesidad de hacerlo, basto con solo meterla a la cárcel y nombrar a quien se acomodaba a sus planes, Juan Díaz de la Torre.

Con la CNTE la situación fue opuesta, acostumbrados a jugar a presionar, negociar y ganar, los maestros disidentes iniciaron su embestida y realizaron marchas de protesta y acciones que fueron subiendo de tono hasta convertirse en hecho delictivos, al inicio se defendieron arguyendo que los actos vandálicos eran responsabilidad de grupos infiltrados ajenos a su movimiento, incluso, se los indilgaron como de costumbre al gobierno federal, sin embargo, el tiempo se encargó de colocar los eventos en su justa dimensión y la verdad ya no la pudieron manipular y seguir engañando a la población, en especial, por su recalcitrante postura de no acudir a las aulas a impartir clases.

En mayo del 2013 se sentaron a dialogar con el gobierno federal, en la mesa de negociaciones de nueva cuenta obtuvieron dinero y otras prebendas del interlocutor gubernamental, el subsecretario de gobierno, Luis Miranda, a quien por su impericia en esta clase de lides, le tomaron la medida y lo ridiculizaron hasta el cansancio, lo que genero el desgaste del entonces titular de la SEP, Emilio Chauyffet, quien fue utilizado por la presidencia como fusible al que finalmente en el mes de agosto despidieron.

En la etapa de negociaciones del mes de mayo del 2013, hay que mencionar un hecho que ha sido ocultado por ambas partes, los maestros hicieron entrega a Miranda de un documento en el que proponían lo que ellos denominaron ¨La educación que merecemos los mexicanos¨, y al que se comprometió el subsecretario Miranda a presentar a cada una de las dependencias implicadas en el tema, sin embargo, hasta el momento se desconoce la suerte de dicho documento.

Con la salida de Chauyffet de la SEP, y la ruptura de las pláticas entre gobierno y CNTE, la clase política supuso que el presidente enviaría a la dependencia a una persona con capacidad política y negociadora que permitiera dar salida viable y victoriosa al gobierno peñista, pero la sorpresa fue grande e igual de lamentable al conocerse que Aurelio Nuño, quien hasta ese momento había fungido como jefe de la oficina de la presidencia se haría cargo de la SEP.

 

Continuará……