Esta noche pelea el tijuanense Jaime Munguía

Deportes
Tipografía

Defenderá por tercera vez su cinturón de campeón mundial OMB de la división súper welter

El mexicano Jaime Munguía (31-0 con 26 KOs) defenderá este sábado por tercera vez su cinturón de campeón mundial OMB de la división súper welter. En el Toyota Center de Houston, TX, enfrentará al japonés Takeshi Inoue (13-0-1 con 7 KOs) en una pelea a la que va como claro favorito.

A sus escasos 22 años, tanto el presente como el futuro prometen muchas cosas positivas para el mexicano y no parece ser Inoue la oposición aquella que ponga en riesgo ese capital boxístico.

Sin embargo, es sabido que a ese nivel cualquier descuido puede resultar fatal para un monarca en plena evolución como Munguía y a veces, son los rivales aparentemente más débiles los que terminan siendo los más problemáticos.

Cuidado con el japonés.

CONFIADO Y POR PRIMERA VEZ EN TEXAS

“Es mi primera vez en suelo texano, me siento como en casa y muy seguro de que el título seguirá siendo mexicano, voy a ser campeón por mucho tiempo”, aseguró Munguía.

El mexicano tiene razones de sobra para vivir un presente exultante. No hace un año, era un desconocido fuera de su país, pese a su impresionante record invicto a nivel nacional. Munguia saltó al primer plano en medio del escándalo por los dos positivos de clembuterol de “Canelo’” Alvarez que le valieron una suspensión y la cancelación de la pelea pactada para el 5 de mayo contra Gennady Golovkin.

Jaime Munguía fue el primer elegido para sustituirlo, lo que desató una violenta polémica debido a la crítica que, en determinados sectores, provocó esa posible pelea. Se alegaba que no estaba listo para enfrentar a un rival como GGG y menos subir de sus 154 libras a las 160 de su rival.

El combate finalmente no se dio, pero todo el mundo supo de su existencia y casi de inmediato le apareció una oportunidad directa de título ante Sadam Ali. Lo noqueó en cuatro asaltos y el jjovencito azteca se convirtió en el más joven monarca mundial, condición que aún mantiene.

Luego de Alí venció a Liam Smith por decisión unánime y luego a Brandon Cook por TKO en tres asaltos, cerrando con ello un 2018 de ensueño. Ante Inoue, seguramente, seguirá su romance con el éxito mientras se acercan a su itinerario, seguramente, peleas con otro tipo de oposición. Unificaciones, tal vez, y ante rivales de mucha peligrosidad como Jarret Hurd, el monarca AMB-FIB, por ejemplo.

Munguía, que habla algún día de ser rival de Canelo, deberá antes esforzarse en vencer a Inoue con autoridad. Es más alto, tiene brazos más largos, mayor poder en la pegada y lo supera ampliamente en experiencia boxística pese a ser siete años más joven.

Sin embargo, el boxeo de alto nivel a lo largo de los años nos ha enseñado que con los japoneses la regla de la experiencia y mejor conocimiento de este boxeo, no pasa necesariamente con la cantidad de peleas realizadas o la calidad de los pocos rivales enfrentados.

Los japoneses son peligrosos desde su primera pelea y su capacidad de adaptarse a cualquier rival esta fuera de toda discusión. Inoue es uno de ellos y su sola nacionalidad, ya es razón para ser precavido al enfrentarlo.

Precisamente, en una entrevista telefónica con la revista The Ring, Munguia reconoció la peligrosidad de su rival “Toma golpes, es fuerte, tiene una mano derecha peligrosa y al igual que los mexicanos, como japonés está habituado a dejar todo en el ring”, aceptó “Ha conseguido ganar antes de tiempo muchas peleas con esa mano derecha. Eso lo hace muy peligroso".

INOUE CON MUCHA ASIMILACIÓN Y PODER DE GOLPEO

El japonés está invicto desde su debut en agosto de 2014, ha ganado tres de sus últimas cuatro peleas por TKO y en su fortaleza física parece sustentarse lo mejor de su boxeo. Es un púgil duro, que asimila golpeo, no teme encarar el intercambio y siempre intenta colocar metralla pesada cuando presiona en ofensiva.

Inoue (que no tiene parentesco con Naoya), apuesta al intercambio y pelea en espacios reducidos aunque parece rehuir de las cuerdas y le gusta solventar la batalla en el centro del cuadrilátero. Su estrategia defensiva es básica, se cierra de manera hermética y es difícil entrarle a las zonas vulnerables.

En ofensiva recurre al contragolpe, a los impactos de poder y es muy peligroso con los ganchos, especialmente los que envía hacia las zonas blandas. El nipón es muy lineal en sus desplazamientos. retrocede, espera, contragolpea o da el paso adelante para lanzar combinaciones de pocos golpes, pero todos de poder.

Una de las características de su ataque es embestir y sorprender con la derecha arriba y por afuera. Esa actitud que puede parecer suicida, siempre le permite abrir al rival para intentar lastimarlo con sus ganchos por adentro. En general, espera para medir al rival si este lo acosa, pero si el oponente demora en buscarlo, es él quien impone su actitud y la presión con su golpeo de poder.

En suma, es un rival peligroso y del cual se mantiene la duda sobre la actitud que predominará en su carácter al afrontar la primera pelea fuera de su país, encabezando una cartelera y por un título mundial. No es poca cosa.

¿QUÉ PELEA VEREMOS?

Si los estilos hacen peleas, es difícil que esta batalla llegue a la distancia. Munguía es un verdadero francotirador, de brazos largos, mano pesada y que le gusta soltar artillería abundante en sus peleas. La mejor extensión de brazos, ante Inoue, le permitirá ensayar golpeo largo temprano y eso es lo que veremos desde el primer asalto.

El mexicano buscando la mejor posición para enviar sus golpes, sin arriesgar demasiado en la corta distancia y su rival esperando para contragolpear y sorprender dando el paso adelante para buscar conectar duro por el callejón central.

Será un combate de poder, de intercambio, de pocos recorridos laterales y mucho fuego contra fuego. Es fácil imaginar que el mayor poder, presumiblemente por su tamaño, será el del mexicano y a la larga sus golpes tendrán que ir desmoronando la resistencia de Inoue. O sea, temprano o tarde, es de esperar que Munguía logre el KO.

De todas maneras, Inoue parece tener mucho carácter, es fuerte y habrá que ver hasta dónde llega la asimilación del mexicano, en caso el nipón encuentre la mejor distancia para llegarle con sus golpes.

En el tintero queda lo que pueda hacer de diferencia, tanto la distancia como la experiencia que favorecen a Munguía. No creemos que sean un factor de peso, más bien, esta pelea el campeón debería ganarla haciendo valer su poder físico sin perder de vista lo que traiga en su mano el japonés y evitar una sorpresa desagradable.

Mientras dure, no dudamos que será un combate explosivo y de mucha emoción.

Con información de Espn