Netflix se roba a todo el equipo (escritores y a Ryan Reynolds) de Deadpool para producir películas exclusivas.

Entretenimiento
Tipografía

No sabemos si es una noticia que le agrade a los fans de quien da vida a Deadpool, pero es casi un hecho que la combinación de Ryan Reynolds, Michael Bay y Netflix tendrá como resultado la producción de películas con mucha acción y, probablemente humor negro.

Es que aunque la compañía con sede en Los Gatos, California cuenta con más de 125 millones de suscriptores a nivel mundial e ingresa más de 11 mil 692 millones de dólares (2017), sabe que otras plataformas como Hulu, Amazon Prime Video e incluso los servicios SVOD de HBO, Fox y NBC están creciendo, por ello ha decidido invertir alrededor de 8 mil millones de dólares ese año en contenidos.

En ese contexto, Netflix también se distingue por tener un gran timing para hacer marketing, pero también para anunciar proyectos. Qué mejor ejemplo que aprovechar el hype por Deadpool 2, cinta que acumula hasta el momento más de 312 millones de dólares en taquilla, para hacer pública una colaboración con Ryan Reynolds.

El actor que da vida a Wade Wilson / Deadpool protagonizará Six Underground, película dirigida por Michael Bay (sí, el mismo de la saga Transformers y el productor del live action de Dora la exploradora), esto es algo que probablemente no le gustará a los fans de Reynolds, pero es casi una garantía de espectacularidad, algo que en el cine se ha traducido en taquilla y en Netflix probablemente en espectadores.

Pero, eso no es todo. La producción que correrá a cargo de Skydance Media y que tendrá un presupuesto de 125 millones de dólares (nada mal, Avengers: Infinity War costó cerca de 321 millones), no será la única colaboración entre el acto y la plataforma de streaming, ya que Netflix se llevará también a los escritores de la saga de Deadpool, Paul Wernick y Rhett Reese.

La idea de Netflix es crear sus propias mega produccines que, tal vez no compitan en taquilla con Marvel y Disney o Fox, DC y Warner Bros. o las de Universal Studios, pero sí buscarán generar un profundo engagement con el público y hacer crecer su brand awareness. Se ha llevado fiascos como The Cloverfield Paradox y Bright, aunque esta última le valió una gran audiencia. El caso es que está buscando consolidarse como una gigante del entretenimiento.

(Merca 2.0)