El toque de atención de la Reina a un escolta

Entretenimiento
Tipografía

"No me has avisado del escalón y casi me mato". 

La agenda de este jueves de los Reyes estaba marcada por un viaje a Sevilla donde acudieron a dos actos para conmemorar los 500 años de la primera circunnavegación de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano que partió de la capital dePrimero acudieron al Real Alcázar y después al Archivo General de Indias, donde inauguraron la exposición 'El viaje más largo: la primera vuelta al mundo'.

Allí, y tras el acto oficial, para el que Doña Letizia escogió un ya conocido vestido color crema de Pedro del Hierro sin mangas y con falda de vuelo, los Monarcas se acercaron a saludar a los ciudadanos, de varias nacionalidades, que esperaban ilusionados poder conocer y saludar a los Reyes.

La mala suerte y la altura de los tacones (unos salones destalonados de color camel de Carolina Herrera) hicieron que, en un momento en el que la Reina daba la mano a varias personas de entre la multitud, por lo que no iba mirando al suelo, tropezara con un escalón que, por suerte, no era muy alto.

"¡Casi me caigo!", dijo casi para sí misma Doña Letizia.

Acto seguido, la esposa de Don Felipe agarró de un brazo al escolta que iba delante de ella para decirle delante de los presentes, entre los que había muchos medios de comunicación: "No me has avisado del escalón y casi me mato".

Precisamente en ese instante, otro escolta advertía a la Reina que estaba a punto de pisar una alcantarilla. "Eres fantástica, eres genial, eres única", le gritaba en ese momento una señora que había presenciado todo.