Las marcas tienen solo 8 segundos para llamar la atención de los millennials

Entretenimiento
Tipografía

Por lo que desarrollar tácticas que seduzcan su interés al momento , se convierte en una tarea complicada para la industria del entretenimiento.

La cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en México señalan que 31% de la población económicamente activa es millenial. Este dato es un semáforo en rojo para los productores de entretenimiento y las marcas que no quieren perder el rumbo financiero. Los responsabiliza a crear relatos auténticos que sean una experiencia memorable y no una fórmula repetitiva.

Como los primeros nativos digitales, los millennials nacieron en la era de la inmediatez y la satisfacción instantánea. De acuerdo con la firma de mercadeo InboundCycle, su ciclo de atención acaba a los ocho segundos, por lo que desarrollar tácticas que seduzcan su interés al momento es una tarea complicada para la industria del entretenimiento.

“Una vez que los millennials se afianzan con un concepto de recreación que vaya de acuerdo a sus necesidades como receptores, se vuelven una de las bases de clientes más fieles” señala, Bernardo Verdejo, gerente de Marca de Strendus.

El reto es difícil, le hablan a una generación que consideran a la televisión y a la radio como artefactos obsoletos para mirar películas y escuchar música. Tienen un matrimonio con los ecosistemas virtuales y el smartphone es una extensión de sus manos.

Y es que para sobrevivir, las empresas apuestan por la vanguardia con las tendencias, y los millennials son un target del mercado al que hay que satisfacer. Los hábitos de consumo de esta generación -basados en las experiencias más que en los productos- implican una alta creatividad estratégica para engancharlos.

La generación del milenio desecha contenidos que no son inspiradores, educativos o empáticos con sus intereses. Consideran a la televisión y a la radio como artefactos obsoletos para mirar películas y escuchar música. Tienen un matrimonio con los ecosistemas virtuales y el smartphone es una extensión de sus manos.

En este sentido Strendus, una plataforma de entretenimiento en línea, concentra sus esfuerzos en incrementar los usuarios de dicha segmentación demográfica. Al ser ciudadanos del internet son fanáticos de la interactividad. El compartir un producto de entretenimiento a través de redes sociales implica que éste cumplió con su objetivo.

Entre más material se le otorgue a los millennials para relacionarse con sus similares o publicar su opinión, más sentirá que la idea que se le otorga está viva y no es un artículo de venta forzado.

Los millennials procuran entretenimiento que ponga a prueba su intelecto. Las cifras del INEGI también señalan que el 25% cuenta con educación superior (un aproximado de 9.5 millones). Estos jóvenes valoran el contenido inteligente, que marque una diferencia e invite a la retroalimentación, puesto que suelen cuestionar todo y lo que consumen no es una excepción.

El aburrimiento es una de las peores condenas para un millennial. Como parte de un grupo con más iniciativa por el mundo que los rodea, buscan en el entretenimiento personajes o premisas que reflejen afinidad con sus ideales. La clave para cosechar éxito es elaborar recetas que fortalezcan el compromiso con las generaciones más jóvenes.

Con información de Forbes