Relata Lily Allen cómo fue víctima de abuso sexual

Espectáculos
Tipografía

La cantante Lily Allen comparte en libro biográfico los detalles del abuso sexual que sufrió por un ejecutivo de la industria musical.

Lily Allen se ha alejado del mundo de la música y la razón es el nuevo libro autobiográfico que está por lanzar llamado ´My Thoughts Exactly´ en el que revela los detalles de un ataque sexual que sufrió en 2015 por parte de un ejecutivo importante de la industria musical.

Durante una entrevista de promoción para su nuevo material, declaró que en la industria discográfica "abundan los abusos sexuales", y dijo que aunque quiso poner el nombre del ejecutivo en el libro, la editorial de la obra no le permitió revelarlo.

De acuerdo con el adelanto que dio sobre los detalles del suceso, conoció al ejecutivo luego de divorciarse de Sam Cooper; el hombre le ofreció ayudarla a superar su adicción al alcohol, sin embargo, la emborrachó con tequila.

"Al día siguiente, cuando desperté a las 5 de la mañana, él estaba tratando de tener sexo conmigo en un hotel; me desperté porque sentí a alguien junto a mí presionando su cuerpo desnudo contra mi espalda y me di cuenta de que estaba desnuda. Podía sentirlo tratando de poner su pene en mi vagina, por lo que me alejé lo más rápido que pude y salté de la cama para ponerme mi ropa" contó a ´The Guardian Weekend Magazine´.

La obra también incluye detalles sobre su encuentro con el vocalista de Oasis, Liam Gallagher y de cómo tuvieron varios encuentros sexuales cuando el intérprete de ´Wonderwall´ aún estaba casado con Nicole Appleton, vocalista de All Saints.

El próximo 20 de septiembre será el lanzamiento oficial del libro de la artista y varios familiares están inquietos por lo que la cantante haya podido escribir de ellos, así como su padre, el actor Keith Allen quien ha expresado su preocupación en los últimos días.

"Es difícil, va a ser muy difícil. Para ella el abandono de la familia es algo muy importante", dijo el actor que se separó de la madre de la cantante cuando ella apenas tenía cuatro años.

Fuente: Horizonte