Motivos por los que los fans de ‘Star Wars’ y ‘Star Trek’ se odian entre sí

Espectáculos
Tipografía

En la actualidad es común ver el odio recalcitrante que existe entre los fans de las películas de DC Comics y los de Marvel.

Pero hay una rencilla nerd que es tan vieja como el tiempo mismo y es aquella que existe entre warsies y trekkies, es decir, entre los fans de Star Wars y los del Star Trek clásico, ese que en nada apela al reboot fílmico iniciado en 2009 por J.J. Abrams.

Más absurdo que el caso de los superhéroes de las dos editoriales más importantes en la materia, pues, es que exista repudio mutuo entre warsies y trekkies, pues Star Wars y Star Trek son propiedades que, salvo por el “Star” en el título, los viajes interestelares y la abundancia de razas alienígenas, nada comparten en el terreno de lo argumental, el método o en la presentación.

Con los héroes en spandex se podría asumir una rivalidad necesaria, competencia natural que deriva de la igualdad temática que manejan las dos marcas, escenario contrario al de las aventuras de los Skywalker y las de la Federación de Planetas Unidos.

No obstante, los fans de ambas sagas espaciales son expertos en esgrimir argumentos infundados para denostar la calidad y credibilidad de la otra.

El ataque clásico del trekkie es señalar a Star Wars como una marca aventurera, descerebrada e inofensiva, y el del warsie es tildar a Star Trek como una franquicia tormentosa y pretenciosa. 

Evidentemente ninguna posición tiene razón, pues parten de la ausencia de punto de apoyo para formular conclusiones lógicas. Sería como comparar aCiudadano Kane con Contacto sangriento nada más porque las dos son películas.

Star Wars es una fantasía espacial -entendiéndose el término “fantasía” como un género- con elementos de ciencia ficción, mientras que Star Trek le apuesta de lleno a una ciencia ficción en estado puro, esa que propone dilemas tecnológicos y filosóficos. 

Son productos distintos que, en todo caso, lo único que comparten es una estructura pensada para el gusto de las audiencias geek. Y ya.