Amber Heard podría enfrentar nuevo juicio por estar involucrada en tráfico de perros

Espectáculos
Tipografía

Autoridades de Australia podrían reabrir un caso de tráfico de perros en el que la actriz estuvo involucrada hace algunos años.

Hace unas semanas Amber Heard perdió el juicio en el que se enfrentó en contra de Johnny Depp, quien la demandó por difamación. Tras esto se ha mencionado que la actriz buscaría la manera de apelar el fallo de la corte, pero como si esto no fuera poco, la famosa podría estar en problemas de nuevo con la justicia.

El medio ET aseguró que Amber Heard podría enfrentar de nuevo a la ley, pero en esta ocasión a la de Australia debido a que se reabriría un caso de tráfico de perros del que fue acusada la famosa en el 2015.

Un portavoz del Departamento de Agricultura, Agua y Medio Ambiente de Australia aseguró a ET que se están investigando el caso relacionado a las denuncias que hace unos años recibió Amber Heard por importación legal de sus mascotas.

“El Departamento de Agricultura, Agua y Medio Ambiente está investigando las denuncias de perjurio de la Sra. Heard durante los procedimientos judiciales por el 2015 importación ilegal de (sus) dos perros a Australia”.

Debido a esto se cree que el caso podría ser reabierto y Amber Heard tendría que acudir a un juicio para hablar sobre lo sucedido.

Hay que recordar que en el 2015, cuando estaba casada con Johnny Depp, Amber Heard viajó a Australia junto con sus dos perros de nombre Pistol y Boo, pero la polémica se desató debido a que la actriz no los registró conforme a la legislación de este país, además, las mascotas no cumplieron con la cuarentena de diez días que se establece.

Debido a esto, Amber Heard fue acusada de tráfico de animales, algo de lo que se declaró culpable por falsificar documentos. Un año después ella y su entonces esposo, Johnny Depp, emitieron una disculpa pública por medio de un video.

Tras esto, el caso se cerró, pero de acuerdo con ET éste podría ser reabierto y ocasionar que Amber Heard se presentara ante la ley de Australia.

Con información de Milenio.