Cinco sabores ancestrales de México poco conocidos

Espectáculos
Tipografía

México exporta a más de 46 países sabores únicos de nuestro país

Una de las características esenciales de México son sus sabores. Sin embargo, de acuerdo con la compañía de saborizantes DEIMAN, en el país existen al menos cinco diferentes sabores nativos que no solo son poco conocidos, sino además, muchos de ellos se han perdido con el tiempo. 

Entre los sabores ancestrales mexicanos más conocidos se encuentra la vainilla, el cacao, el pinole y el huitlacoche. Mientras que entre los menos conocidos están: 

Las variedades de quelites (quelite lengua de vaca, pipicha, quintonil, pápalo quelite, quelite cenizo y huauzontle). 

La huaya. Fruta nativa de la región de Yucatán, Quintana Roo y Campeche. Se utiliza para la elaboración de bebidas y aguas refrescantes.  

El cuajinicuil. Fruta nativa de Oaxaca. Del náhuatl cuauhicxinecuilli que significa “árbol de pie torcido”. 

 El tascalate. Sabor nativo de Oaxaca. Parecido a la combinación entre el  cacao con el maíz. 

 El pico de pájaro. Deriva del chile de ese nombre. Existe una leyenda que los chiles son comidos por un pájaro que al defecar logra reproducir esta variedad de chile.

Con el fin de conservar la esencia de nuestro país, la empresa de saborizantes mexicana DEIMAN ha implementado tecnología para regresar LOS sabores ancestrales y especies gourmet, para darlas a conocer al mundo. Dicha innovación potencializa el sabor de las frutas regionales bajos estrictos estándares de calidad e inocuidad.

“Gran parte de nuestro legado cultural es conservar las tradiciones culinarias creadas por nuestros antecesores. Hoy en día los sabores de México se exporta al menos a 46 países”, explicó director general de DEIMAN,  José Medina Flores.

De acuerdo con el directivo, la creatividad es el factor clave para crecer en la industria de los saborizantes y colorantes, por ello, DEIMAN tiene entre sus propósitos rescatar los sabores naturales de México a través de una investigación científica apoyada por el Instituto Politécnico Nacional.

El proceso de DEIMAN inicia al introducir los perfiles naturales, es decir, rescatar el sabor del cacao, con una objetivo claro de proporcionarle al consumidor y a la industria ideas originales que aluden al origen de los mexicanos  para aportarle un valor único a la industria de alimentos.