Sidebar

Internacional
Tipografía

Una de las hijas, de 17 años, escapó de la casa en la cuadra 100 de Muir Woods Road y llamó al número de emergencias 911 en un teléfono celular que encontró en el hogar.

Un matrimonio en la ciudad de Perris, California, enfrentará cargos por tortura y abuso infantil, luego de que la policía rescató a 13 de sus hijos, varios de ellos menores de edad, confinados en la vivienda familiar y sujetos con cadenas y candados, dijeron autoridades.

La pareja está bajo custodia por sospecha de tortura y abuso infantil luego de que la policía encontró a varios jóvenes u niños encadenados a camas en un entorno insalubre y en condiciones de desnutrición.

La situación fue descubierta el domingo pasado, después que una de las hijas, de 17 años, escapó de la casa en la cuadra 100 de Muir Woods Road y llamó al número de emergencias 911 en un teléfono celular que encontró en el hogar, según la policía.

Agentes de Perris y del Departamento del Sheriff del Condado de Riverside dijeron que la chica aparentaba unos 10 años y estaba demacrada, y que dentro de la casa encontraron “varios niños encadenados a sus camas con cadenas y candados en un entorno oscuro y maloliente“.

En total, la policía rescató a 13 hermanos de la casa, incluida la adolescente que escapó, el menor de los cuales tiene dos años, y todos ellos parecían ser menores de edad y mostraban desnutrición, aunque las autoridades determinaron que siete en realidad son adultos entre los 18 y los 29 años.

La policía les proporcionó alimentos y bebidas a los jóvenes, quienes “afirmaron estar muriendo de hambre” antes de ser hospitalizados.

Los padres fueron identificados como David Allen Turpin, de 57 años, y Louise Anna Turpin, de 49, quienes quedaron detenidos y a quienes se les impuso una fianza de nueve millones de dólares.

Los registros públicos muestran que la pareja es propietaria de la casa, que figura en el directorio del Departamento de Educación del estado como la ubicación de Sandcastle Day School, una primaria que se inauguró en 2011.

Los registros públicos indican que la pareja ha vivido en la dirección desde 2010 y residió en Texas por muchos años antes de llegar a California. Se declararon en quiebra dos veces, de acuerdo a los registros públicos. (NTMX)