Impiden demanda contra agente fronterizo que mató a mexicano de 15 años

Internacional
Tipografía

El Departamento de Justicia determinó que el agente trató de evitar cruces ilegales en la frontera y que disparó cuando le lanzaron rocas.

El agente de la Patrulla Fronteriza de Texas que disparó a través de la frontera hacia México y mató a un adolescente en 2010 no puede ser demandado por la familia del joven, una decisión que abordó cuestiones diplomáticas y de seguridad nacional.

El Tribunal de Apelaciones del Quinto Circuito de Nueva Orleans analizó el caso de Sergio Adrián Hernández, de 15 años, quien murió tras ser baleado por el agente fronterizo Jesús Mesa en 2010. El Departamento de Justicia determinó que Mesa trató de evitar cruces ilegales en la frontera y que disparó cuando le lanzaron rocas.

Con 13 votos a favor y dos en contra, el tribunal ratificó la improcedencia dictada por un juez de distrito federal sobre las acusaciones de la familia. El caso involucra cuestiones sobre los derechos constitucionales otorgados a los ciudadanos estadounidenses y abrió el debate sobre cuáles se extienden a los extranjeros más allá de las fronteras de la nación y bajo qué condiciones.

El fallo se suma a un recorrido histórico a través del sistema legal estadounidense. Luego de que el juez de distrito desestimó el caso, el panel dividido de tres jueces del Quinto Circuito revirtió parcialmente el fallo y permitió que la demanda avanzara. El pleno del Quinto Circuito evaluó nuevamente el caso y resultó a favor de Mesa. Sin embargo, el tribunal recibió una orden de volver a examinar el caso por parte de la Corte Suprema de Estados Unidos.

El fallo emitido el martes indicó que se mantenía la improcedencia, que el caso se relacionaba con cuestiones de seguridad nacional y que los agentes fronterizos podían actuar como lo hizo el agente Mesa al momento de tomar decisiones rápidas en situaciones peligrosas.

Extender el derecho a exigir en el caso Hernández “interferiría con la supervisión de la seguridad nacional y los asuntos exteriores al poder del gobierno”, escribió la jueza Edith H. Jones en el fallo. “Pasaría por alto las explícitas y persistentes negativas del Congreso a autorizar indemnizaciones a los extranjeros heridos en el exterior. Y crearía un remedio con límites inciertos “.(AP)