Madre de uno de los 43 normalistas, muere sin saber el paradero de su hijo Everardo

Mexico
Tipografía

La señora Minerva Bello falleció este fin de semana en Omeapa, Guerrero, sin conocer el paradero de su hijo Everardo Rodríguez Bello

México.- La señora Minerva Bello falleció este fin de semana en Omeapa, Guerrero, sin conocer el paradero de su hijo Everardo Rodríguez Bello, estudiante de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecido en septiembre de 2014.

“Doña Mini” y su esposo, Don “Pancho” Rodríguez, buscaron juntos durante más de tres años a su hijo, cuya desaparición a manos de militares, policías y crimen organizado empeoró su salud.

Ella falleció el pasado sábado a consecuencia de una enfermedad que acarreó desde aquella madrugada de septiembre.

Doña Minerva buscó hasta el último momento de su existencia a su hijo. “Murió con la incertidumbre de saber dónde está su hijo, murió con el pesar de una madre y su último suspiro fue para nuestro compañero Everardo”, lamentó el comité estudiantil “Ricardo Flores Magón” de Ayotzinapa.

“El Estado causó su degradación física y emocional al negarse a presentar con vida a los 43 normalistas. Su muerte no quedará impune”, agregó.

Organizaciones civiles, como el Centro Prodh y Enlace Zapatista, así como activistas y periodistas, lamentaron el deceso de “Doña Mini”, y expresaron que “el dolor de una madre que pierde a un hijo no se puede describir”.

“Este hecho nos llena de rabia y dolor, pero a la vez nos fortalece más para seguir enteros y de pie. ‘Don Pancho’ se queda para continuar la lucha y le damos nuestro más sincero pésame”.

Minerva Bello Guerrero y Francisco Rodríguez Morales tenían más de 30 años de casados; ambos le enseñaron a sus hijos a valerse por sí mismo.

Everardo era conocido entre sus amistades y seres queridos como “Kalimba”. Tenía cierta fascinación por el futbol y la música. Salió de su natal San Juan Omeapa, municipio de Tixtla– donde la familia se dedica a las labores de campo– para buscar un lugar en la Normal Rural “Raúl Isidro Burgos”, y lo logró.

El parecido físico entre Everardo Rodríguez Bello y su madre era impresionante.

El pasado 5 de enero, el joven celebraría su cumpleaños número 23. La felicitación de sus papás, como cada año, no faltó.

“Es cumpleaños de mi hijo Everardo Rodriguez Bello. Yo, su madre Minerva Bello y su padre Francisco Rodriguez siempre lo recordamos y deseamos junto con toda la familia que regrese pronto mi hijo y todos sus compañeros”, fue el mensaje que compartió “Doña Mini” en la página de Facebook Padres Y Madres De Ayotzinapa.

“Yo pienso que sí van a regresar los muchachos. Yo lo soñé. La primera vez que lo soñé estaba yo donde mi mama. Vi que venía así, que salieron de para arriba todos los muchachos. Y le digo a mi hijo Raúl, ‘Ya viene tu hermano, vételo a encontrar porque se ve que viene así, ido de la mente’. Yo soñé que llegó, pero lo vi muy mal. Así en una mesa, en que tenía yo tamales, de frijol, así entero y de frijol molido. Empecé a quitar todo, le dije, ‘aquí acuéstate, mijo’. En ese sueño pensé, ‘mi hijo no ha de comer. Mi hijo ha de tener hambre, no le han de dar de comer’. Ese fue un sueño…

“Hay momentos que me pongo con la foto y le pido, ¡ay, mi hijito, ¿dónde estás? Regresa pronto que te estamos esperando toda la familia’”, agregó la mujer para recordar a Everardo el día de su cumpleaños.(Sin Embargo)