Sectores textil y del calzado quedaron protegidos en el TPP11

Mexico
Tipografía

Arturo Pérez Behr, consigue logro importante para México

CIUDAD DE MÉXICO.- México protegió a los sectores del calzado, textil y ropa por plazos de 10 y hasta 16 años, al negociar el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), conocido como TPP11.

Información de la Secretaría de Economía detalla que, para textiles y prendas de vestir, México negoció plazos largos de desgravación arancelaria de entre 10 y 16 años, medida que beneficia a 75.5% del universo de productos sensibles del sector.

El periodo más largo para la desgravación en textiles y ropa será de 16 años y será con Vietnam, uno de los principales proveedores de México. Le sigue Brunéi, con siete años, y Malasia, con seis.

La implementación de este tipo de medidas ayudará a que en el corto y el mediano plazos, el mercado nacional no se inunde de mercancía producida a gran escala en estos países, y que por tanto, es más barata que la fabricada en México, explicó Arturo Pérez Behr, presidente de la Asociación Nacional de Importadores y Exportadores de la República Mexicana (ANIERM).

Vietnam y Malasia son dos de los 10 proveedores más importantes de ropa y calzado de México. Hasta la fecha sus envíos de calzado y ropa están gravados con aranceles de hasta 26%, refiere información de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece).

Las empresas mexicanas sensibles son pyme

El acuerdo comercial —que constituye el más grande del mundo— fue firmado ayer, con la participación de 11 países, y entrará en vigor cuando al menos 60% de los socios lo hayan ratificado en sus congresos.

Dentro del TPP11, México también estableció acuerdos con Vietnam para implementar cupos (TPLs por sus siglas en inglés) que limitan las importaciones de ciertos productos de acrílico y de ropa de bebé hecha con fibras sintéticas.

Asimismo, México estableció un pacto con Vietnam para asegurar que sus exportaciones provengan de su territorio y no de países vecinos como China (evitar triangulación). Y con Malasia, otro país que amenaza a esta industria, México estableció un acuerdo de cooperación aduanera.

Sin embargo, este tipo de medidas pueden ser insuficientes para que las industrias sensibles de México no se vean afectadas.

La mayoría de la producción nacional de estas industrias se sustenta en la actividad de pequeñas y medianas empresas (pyme), mismas que enfrentan problemas como falta de financiamiento o capacitación para la innovación en sus cadenas de producción, explicó Harry Van Schaick, gerente editorial de Oxford Business Group (OBG).

Para no verse en peligro, la desgravación a 16 años ayudará a que las industrias de estos países encuentren en qué fases de su producción pueden complementarse, encontrar cada uno sus ventajas competitivas para avanzar hacia una producción en cadena de estas industrias, agregó Schaick.

Sector privado debe fortalecerse

En el caso del sector del calzado, México negoció plazos de desgravación de 10 a 13 años, para 78.1% del universo arancelario. En tanto, 5.8% de los productos de esta industria eliminarán su arancel de importación en cinco años, mientras que 16.1% se desgravará de manera inmediata.

Van Schaick refiere, que para una mayor competitividad en este sector, el país puede replicar acciones como la generación de clústers en Guanajuato, uno de los estados mexicanos que se caracteriza por su producción de calzado.

Los clústers se identifican por ser un grupo de empresas de un mismo sector que producen y trabajan juntos para obtener beneficios comunes, refiere información de la Secretaría de Economía.

Adicionalmente, los bancos de desarrollo económico pueden contribuir con el diseño de programas de financiamiento más asequibles para las empresas de estos sectores.

El TPP11, entrará en vigor cuando al menos 60% de los países participantes hayan ratificado en sus congresos este acuerdo.