Asesinato de alumno de la BUAP conmueve a Puebla

Mexico
Tipografía

El jueves por la noche, el joven originario de Teziutlán habría sido secuestrado en calles del centro de la ciudad de Puebla.

Puebla/Ciudad de México, 21 de mayo (Periódico Central/SinEmbargo).- Aldo Islas Todd, estudiante de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) de 21 años de edad que fue secuestrado el pasado 17 de mayo, habría llegado por su propio pie al motel donde apareció muerto, acompañado de tres hombres y dos mujeres, aseguró Gustavo Ponce de León, presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de la entidad.

“El muchacho llegó caminando, muy tranquilo. La investigación se hizo de muchísimas horas, casi estuvieron los de la policía seis horas ahí, viendo, sacando huellas y todo”, afirmó en entrevista con medios locales. Aseveró que es falsa la versión de que sujetos “levantaron” a Aldo. Dijo que jóvenes de su edad lo acompañaron y que él tiene la fotografía de cómo se encontraba el estudiante.

De acuerdo con información de fuentes extraoficiales citadas por medios locales, la causa de muerte del joven fue presuntamente asfixia mecánica por ahorcamiento, es decir, falleció por estrangulamiento. Su cuerpo no presentaba lesiones por arma blanca ni impactos de bala.

El caso ha conmovido a la comunidad estudiantil. El Rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, condenó y lamentó esta mañana el asesinato de quien fue alumno de la Facultad de Contaduría Pública, presuntamente secuestrado y privado de la vida en Puebla capital.

El joven era originario de Teziutlán y la primera versión indicaba que fue secuestrado en calles del centro de la ciudad de Puebla. Entre los pobladores y amigos de la familia Islas corrió la versión de que los secuestradores ya se habían comunicado para solicitar la cantidad de dos millones de pesos por el joven.

La familia no pudo juntar los dos millones de pesos, de acuerdo con Periódico Central, y denunció los hechos ante la Fiscalía General del Estado (FGE), por lo que las investigaciones fueron tomadas por miembros de la Fiscalía Especializada Delitos de Alto impacto (FISDAI).

El sábado 19 de mayo los secuestradores habrían abandonado el cuerpo de Aldo en el motel Miño, localizado en la 26 Norte y 8 Oriente de la ciudad de Puebla. Sus restos fueron reportados al ser encontrado por la mañana sin vida por los empleados del motel.  (Sinembargo)