Demandaron a Televisa por derechos de transmisión del Mundial

Mexico
Tipografía

Por el presunto fraude a accionistas minoritarios al pagar sobornos millonarios a cambio de los derechos de transmisión de la Copa Mundial de Futbol.

Grupo Televisa tendrá como plazo límite hasta octubre próximo para responderle a un juez federal de Nueva York por la demanda de “acción colectiva” (class action) que interpuso un grupo de inversionistas de fondos de pensiones contra la empresa de Emilio Azcárraga Jean, por el presunto fraude a accionistas minoritarios al pagar sobornos millonarios a cambio de los derechos de transmisión de la Copa Mundial de Futbol.

El origen de esta acción colectiva en contra de Grupo Televisa radica en una acusación surgida desde noviembre de 2017 y presentada por un despacho de abogados de Nueva York, entre los que se encuentra Rosen Law Firm.

El 15 de noviembre del año pasado se dio a conocer que Grupo Televisa utilizó a una empresa subsidiaria en Europa, la filial suiza Mountrigi Management Group, para pagar un total de 15 millones de dólares en sobornos a altos funcionarios de la Federación Internacional de Futbol Asociado (FIFA), a cambio de ganar los derechos de transmisión de la copa de futbol de 2018, 2022, 2026 y 2030.

Grupo Televisa no habría actuado solo. Se coludió con el gigante televisivo brasileño O’Globo y con la empresa argentina Torneo y Competencias, en 2013, para pagarle, entre otros, al exejecutivo de la FIFA Julio Grondona. Televisa habría utilizado a la filial Mountrigi para pagar 7.25 millones de dólares a Torneo y Competencias, que entregó el dinero a Grondona, quien falleció en julio de 2014.

Los detalles de este presunto soborno fueron revelados por el expresidente ejecutivo de Torneos y Competencias Alejandro Burzaco, quien realizó estas revelaciones en un testimonio ante la corte federal de Nueva York, en octubre de 2017. En ese mismo mes, casualmente, renunció Emilio Azcárraga Jean como director general de Grupo Televisa.

El testimonio de Burzaco constituyó un escándalo en el mundo del futbol profesional. El ejecutivo afirmó que “salvo honrosas excepciones”, como los expresidentes de los organismos de futbol de Chile o de Uruguay, todas estaban involucradas en el pago de sobornos para asegurarse los derechos de televisión de las Copas América, Libertadores de América, Copa Sudamericana y los Mundiales.

En enero de este año, Grupo Televisa presentó ante la Bolsa Mexicana de Valores un informe en el que admitió “debilidades materiales en el control interno de la compañía sobre la información financiera”, una admisión que, según los fondos de inversión demandantes, constituye una pista para llegar al pago de sobornos por los derechos de transmisión de la Copa del Mundo.

Esta situación provocó una disminución abrupta del valor de las acciones de la televisora durante el “viernes negro” del 26 de enero, cuando perdió 10% en un solo día.

En marzo de este año se interpuso la primera “acción colectiva” en contra de Grupo Televisa por parte del grupo Melvin Gross, a la que ya se sumaron dos inversionistas más, como el College of Applied Sciences & Arts Pension Plan, una firma financiera de Canadá.

El juez Louis Stanton, de la Corte para el Distrito Sur de Nueva York, fijó desde el 31 de mayo un calendario para el litigio de este caso. La demanda se amplió el pasado 6 de agosto y ésta fue la versión difundida por el portal informativo www.buzzfeed.com en días pasados.

Según el mismo portal, Grupo Televisa envió un comunicado en el que se indica que estas acusaciones “no tienen fundamento legal alguno, además de contener importantes errores de hecho”.

“Omiten señalar, como ya se había reportado, que Televisa realizó con abogados independientes una detallada investigación que concluyó en que no se había realizado ninguna actividad relacionada con prácticas de corrupción”, afirmó el corporativo.

Sin embargo, el juez Stanton emplazó a Televisa para responder a esta demanda colectiva hasta el 15 de octubre próximo.

En tanto, las historias de presuntos sobornos y de corrupción en la FIFA siguen dando de qué hablar y pueden provocar una nueva sacudida bursátil para las acciones de Grupo Televisa.(Proceso)