Aumenta a 10 millones de dólares la recompensa por “El Mencho”

Mexico
Tipografía

Se convierte en la segunda recompensa más alta, después de la que ofrece por Rafael Caro Quintero

El Gobierno de Estados Unidos ha elevado la recompensa por Nemesio Rubén “El Mencho” Oseguera Cervantes, líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), de 5 millones a 10 millones de dólares, una de las más altas en este momento y además, el doble de lo que ofrecía por la tercera captura de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera.

La cifra que se ofrece por “El Mencho”, considerado uno de los capos más violentos en la historia criminal de México, todavía está lejos de la que ofrecía Washington por Osama bin Laden, líder de Al Qaeda y además inculpado por el ataque a las Torres Gemelas de Nueva York, realizado el 11 de septiembre de 2001.

Oseguera Cervantes aprendió de los capos del Cártel de Sinaloa -fundando por Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera-. Logró separarse y fundar su organización que perfeccionó las técnicas usadas por el aún poderoso grupo criminal. Su historia se asemeja a la de millones de mexicanos: nació en el estado de Michoacán (Occidente), creció en la pobreza dentro de una huerta de aguacates, algunos dicen que en el municipio de Uruapan y otros que en Aguililla –los dos con marcada presencia de los cárteles-. Ya más grande emigró ilegalmente a Estados Unidos, donde fue detenido y deportado a México.

Entre los pocos datos que se tienen de él está su fecha de nacimiento, el 17 de julio de 1966. A los 25 años, junto con su hermano Abraham, fue detenido en Sacramento, California, en EEUU, por tráfico de heroína, a los tres fue dejado en libertad condicional, pero deportado a México, donde se desempeñó como agente de policía en Cabo Corrientes y Tomatlán, en el estado de Jalisco. Sin embargo, finalmente abandonó la policía para unirse al llamado Cártel del Milenio, un viejo aliado del de Sinaloa.

Desde entonces, “El Mencho” ha venido construyendo una leyenda de sangre. También México ofrece por él una recompensa de las más grandes: 30 millones de pesos.

La administración de Donald Trump señaló hoy que existen 15 nuevas acusaciones contra la organización criminal que comanda “El Mencho”, un hombre relativamente joven que empezó a vincularse con el tráfico de drogas en Estados Unidos y que luego migró a México, en donde, a partir del asesinato de Ignacio “Nacho” Coronel en Guadalajara, Jalisco, inició una carrera ascendente en el crimen organizado hasta fundar un cártel propio.

El Cártel Jalisco Nueva Generación es considerado en este momento el más poderoso de todos los existentes tras la fragmentación que provocó Felipe Calderón Hinojosa al lanzar la “guerra contra las drogas” en diciembre de 2006.

“Esta es una de las más altas que tenemos. Esperamos que esta recompensa al final juegue un papel vital en traer a ‘El Mencho’ ante la justicia”, dijo Kirsten Madison, la Subsecretaria de Estado para Asuntos de Aplicación de la Ley del Departamento de Estado de Estados Unidos.

También se anunció que por información que lleve a la captura de Érick Valencia Salazar, “El 85”, otro de los presuntos líderes del CJNG, se darán 5 millones de dólares.

La guardia personal del poderoso narcotraficante Rubén Nemesio Oseguera Cervantes, conocido como “El Mencho”, habría impedido su arresto durante un enfrentamiento fortuito con policías y miembros del Ejército mexicano, informó en agosto el sitio estadounidenses de noticias Breitbart. El medio se ha especializado en cubrir temas del crimen organizado en los últimos pocos años.

“Un aparente encuentro fortuito entre el Ejército mexicano y el destacamento de seguridad del líder de uno de los cárteles más peligrosos del país fue recibido con extrema violencia. Mientras ambos lados se enfrentaron, el líder escapó. El enfrentamiento llega poco después de que las autoridades aumentaran la recompensa ofrecida por su captura”, dijo Breitbart.

El Cártel Jalisco se ha apoderado de una gran parte del territorio nacional, sobre todo de las serranías. De ser un grupo marginal se transformó, en el sexenio de Enrique Peña Nieto, en una peligrosa fuerza criminal.

Fuente: Sin Embargo