Reforma laboral permitirá un ambiente libre de discriminación y violencia

Mexico
Tipografía

También garantiza un ambiente libre de discriminación y violencia para los trabajdores

Tijuana.- La aprobación de la reforma laboral que adiciona y deroga diversas disposiciones de la Ley Federal del Trabajo propiciará mejores condiciones para ser un país más competitivo y productivo, ya que está encaminada a lograr una nueva justicia laboral, la libre asociación de los trabajadores, así como mejorar las conciliaciones obrero-patronales, señaló Javier Castañeda Pomposo, diputado federal del PES.

En su intervención en la tribuna de San Lázaro dijo que uno de los aspectos más relevantes es que contempla la perspectiva de género y se prescribe que es de interés socializar y garantizar un ambiente libre de discriminación y violencia para los trabajadores.

Se establece que en los procedimientos de elección de las directivas sindicales se actuará conforme a reglas democráticas y se promoverá la igualdad de género, comentó. Indicó que se incorpora la obligación de los patrones de implementar, en acuerdo con los trabajadores, un protocolo para prevenir la discriminación por razones de género y atención de casos de violencia y acoso sexual.

De igual forma se prevé la tutela de derechos cuando se reclame discriminación en el empleo, tales como discriminación por embarazo, u orientación sexual, por identidad de género, o trata laboral, así como en los casos de trabajo infantil, tomando en cuenta lo establecido en el Protocolo de Palermo.

“Estamos convencidos de que es una real transformación en el mundo del trabajo, y estamos hoy ante la puerta de una real transformación en el mundo del trabajo, junto con la que deberá experimentar el régimen político y el modelo económico", expresó el legislador federal.

Destacó que para un régimen democrático es condición necesaria la vigencia del estado de derecho, lo que supone que todos estén sometidos al orden jurídico y que las violaciones a la legalidad sean sancionadas oportunamente.

Por ello un aspecto central del nuevo modelo laboral será hacer efectiva la independencia del sistema de justicia laboral respecto del Poder Ejecutivo, tal como lo exige la reforma constitucional del 24 de febrero de 2017, apuntó Castañeda Pomposo.

Mencionó que el país requiere que la justicia sea impartida por los órganos del Poder Judicial, otorgando mayor certeza al trabajador en su empleo y salario y evitando los abusos en el supuesto ejercicio de los derechos, como las demandas fraudulentas, que destruyen la pequeña y mediana empresa, o que desalientan la creación de más y mejores empleos.

Resaltó que urge modernizar la justicia laboral mexicana para mejorar las condiciones laborales y de productividad del país, ya que desde hace varios años la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) ha venido recomendando a México, una reforma a la Ley Laboral para poder ser más competitivo.