Dinamizar créditos de Infonavit permitiría a familias cambiar hasta cuatro veces de vivienda

Mexico
Tipografía

De acuerdo al experto Eugene Towle, la transformación en el mercado de créditos hipotecarios se ha dinamizado con la nueva política de vivienda del gobierno.

El dinamismo del mercado de vivienda en México, potenciado por la facilitación de créditos hipotecarios otorgados por el Infonavit, abriría la posibilidad de que una familia cambie de casa al menos cuatro veces en su vida, de acuerdo con la evolución de sus necesidades de vivienda.

La diversidad en la configuración familiar en México, clasificada en por lo menos 11 tipos según el Instituto de Investigaciones Sociales y el dinamismo del sector laboral que muestra que actualmente un trabajador tendrá 18 empleos en su ciclo laboral y cambiará al menos una vez de ciudad, obliga al sector de la vivienda público y privado a transformar sus modelos de producción y negocio.

Para el experto en vivienda e integrante de la Alianza para la Regeneración Urbana, Eugene Towle, la transformación en el mercado de créditos hipotecarios otorgados por el Infonavit a trabajadores ha comenzado a dinamizarse a partir de la nueva visión de la Política Nacional de Vivienda anunciada por su director, Carlos Martínez.

“En México los créditos hipotecarios se firman a plazos de 20 a 25 años en promedio, pero 90% de estos se pagan más o menos a los diez años. Esto significa que en 40 años que dura el ciclo laboral de una persona podría terminar cuatro ciclos hipotecarios en 10 años. Si inicias con un crédito para una casa que vale 40 veces tu sueldo cada 10 años y repites el ciclo cuatro veces, acabas con una casa que vale 160 veces tu sueldo”, explicó el también socio director de Softec.

Towle calificó este proceso como “movilidad inmobiliaria”, para la que consideró son necesarios tres elementos determinantes: la formación de suelo urbano para construir en el que los compradores generen plusvalía, la facilidad de movilidad a través de créditos accesibles y menores costos, y la diversificación en la producción de vivienda nueva de acuerdo a las necesidades de los nuevos compradores.

En los próximos 15 años, la demanda de vivienda alcanzará 19 millones de unidades nuevas que podrían dinamizar el mercado si el sector y el Gobierno a través del Infonavit y del Fovissste apuestan por la movilidad inmobiliaria.

Con información de FORBES.