Causas del mal aliento... y vías para solucionarlo

Mexico
Tipografía

Si sospechas que te huele mal la boca, te decimos cómo verificar si, efectivamente, tienes mal olor, así como las formas para eliminarlo.

Podrías sentir un sabor extraño en la boca, o cuando hablas con una persona, ves cómo se aleja unos centímetros. Si esto te ha ocurrido, te explicamos qué es lo que causa el mal aliento, y cómo eliminarlo.

En entrevista con MILENIO, el dentista Alberto Espino García, egresado de la Universidad Veracruzana, compartió que el causante del mal aliento es la acumulación de la placa bacteriana. Es decir, las bacterias que se quedan pegadas a las superficies dentales: entre los dientes y la lengua.

Otro motivo que lo provoca es “la formación de sarro dental (cuando la placa dentobacteriana pasa mucho tiempo en la boca), y éste se deposita entre la encía y el diente”, añadió.

¿Cómo puedo saber si tengo mal aliento?

Puede ser difícil que identifiquemos nosotros mismos el mal aliento, por lo que el dentista recomendó que, frente a un espejo, observes tu lengua y revises su color.

“Al ser color blanquecina o de otro tono que no sea rosa coral, nos indica que está llena de bacterias y en efecto, habrá mal aliento. Sí la cepillamos o se encuentra de color rosa (como las encías y mucosas), todo estará bajo control”, explicó.

Espino García comentó que, además, le puedes preguntar a quien le tengas confianza si mientras hablas se despide algún mal olor.

La solución más efectiva, recordó, es visitar al dentista y exponerle las inquietudes que tengas sobre tu aliento.

Eliminar el mal olor de la boca 

Al identificar tu mal aliento, supone iniciar el tratamiento. De acuerdo con el dentista, la placa dental puede tratarse en casa y se elimina con cepillarse los dientes, usar hilo dental y enjuague bucal.

Pero si tienes sarro “sólo con una limpieza dental profesional en el consultorio dental y debe realizarse cada seis meses”, puntualizó.

También hay otros factores no bucales por los que tendrías mal aliento, comentó Espino García. Las causas tienen que ver con el funcionamiento del tracto digestivo, que va desde la garganta hasta el estómago.

“Diferentes padecimientos o problemas en esta zona, también podrían repercutir en el aliento de cada persona”, concluyó.

Con información de Milenio