Dan último adiós al periodista Pedro Tamayo

Mexico
Tipografía

La esposa y los dos hijos del comunicador lo despiden en su hogar en pleno corazón de Tierra Blanca

XALAPA, VERACRUZ .- "Padre estarás conmigo siempre, no te fuiste, aquí te siento", dice José Adrián, hijo del reportero Pedro Tamayo, quien fue asesinado la noche del miércoles en su natal Tierra Blanca.

La esposa y los dos hijos del comunicador lo despiden en su hogar en pleno corazón de Tierra Blanca, una región sumida en la violencia en los últimos meses.

José Adrián es chef y gracias a su padre logró instalar el negocio de alimentos "La Jardinera", hasta donde cuatro sicarios llegaron para atacar a Tamayo, a quien cariñosamente llamaba "Peter".

Por eso, cuando vio a su padre tendido en el pido mal herido, no dudó en tomar su auto y perseguir a los atacantes por la "rabia" que sentía, pero elementos de la Policía Estatal lo interceptaron antes que pudiera chocar el auto de los delincuentes que huían.

La viuda Alicia Blanco, quien se mantiene estoica, fuerte y al lado del amigo de la familia, el periodista y profesor Octavio Bravo y Bravo, llama a las autoridades a evitar que el crimen de su marido quede impune.

Sus amigos de batallas reporteriles deciden cargar los restos de "La Pedrona", como lo llamaban cuando bromeaban duro entre sí, porque Tamayo era alburero por naturaleza y a cada instante los agarraba "comiendo camote", recuerdan.

En la diminuta capilla del panteón Jardines del Recuerdo, ubicado a las afueras de la ciudad, le dan el último adiós a Tamayo, quien descansará al lado de su suegra.

Su madre Socorro Rosas López le llora junto al féretro, inconsolable. Sus cuatro hijos restantes la confortan y la abrazan. La noche fue larga, al igual que la lluvia.

Fue el adiós de un esposo, padre, abuelo, hijo y compañero de trabajo con el que se podía contar siempre, en las buenas, en las malas y, sobre todo, en las bromas, porque era un experto en hacer “memes” de todos.

Labor periodística de Pedro Tamayo, principal línea de investigación

El ejercicio periodístico del reportero Pedro Tamayo, asesinado la noche del pasado miércoles en el municipio veracruzano de Tierra Blanca, es la principal línea de investigación en el caso, informó el fiscal General del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras.

“Es muy importante destacar que la línea acentuada es la que tiene que ver con el ejercicio periodístico, Tamayo era reportero de nota policíaca que escribía en medios que escriben con mucha valentía”, dijo.

En entrevista con la periodista Adela Micha, el funcionario estatal destacó que se verifican todas las líneas de investigación, como su relación con un empresario que buscaba poner un periódico en la zona y que fue identificado como líder de plaza de una organización criminal, pero la más fuerte es precisamente su labor periodística.

“A este momento tenemos en 24 horas de estar trabajando, con 24 ejercicios ministeriales desahogados”, agregó.

En ese sentido, reveló que suman 11 los elementos de la Policía estatal los que han declarado ministerialmente, ello debido a que la viuda del comunicador los acusó de omisión en el caso e incluso de bloquear la ayuda de paramédicos.

Bravo Contreras dijo que entre los 11 oficiales se encuentra el subdelegado en Tierra Blanca para que esclarezca las denuncias de la esposa de Tamayo, la cual relató que después del ataque los agresores, con toda calma, huyeron del lugar y a los pocos segundos llegó una patrulla de la Policía Estatal, cuyos ocupantes dieron a los servicios de emergencia direcciones equivocadas del lugar.

En tanto, dijo, uno de los hijos del reportero siguió en un auto a los sicarios y al intentar chocarlos para lograr que se detuvieran, fue interceptado por una segunda patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

En declaraciones a medios de comunicación, Alicia Blanco detalló que cuando llegaron los paramédicos, 25 minutos después, los atacantes pasaron en dos ocasiones más frente a su casa sin que los policías trataran de detenerlos.

“Son 11 policías estatales, entre ellos el subdelegado, dos paramédicos y cuatro testigos los que han declarado”, agregó el servidor público.

“Nuestra premisa es buscar el castigo más ejemplar a los responsables, estamos iniciando la investigación y ten la seguridad que estamos trabajando a marchas forzadas”, subrayó.

Informador