Profeco alerta sobre salsas cátsup: tienen mucha fructosa y poco tomate

Mexico
Tipografía

En México, en los últimos años, se comercializan salsas cátsup y "tipo cátsup"; ambas, hechos con menos tomate

Si eres de los que consume con frecuencia salsas cátsup, esto te interesa: sucede que la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) alertó por el consumo de este tipo de productos, los cuales, en lo general, tienen mucha fructosa, que en exceso es dañina para el organismo, informó la Revista del Consumidor del mes de noviembre. 

  • Las diversas marcas de salsas cátsup que se comercializan en el mercado mexicano también contienen almidones, que en exceso pueden afectar la salud.

Las salsas cátsup son utilizadas de manera recurrente en diferentes productos y alimentos, como hamburguesas, papas fritas y perros calientes. 

En la edición de este mes de la Revista del Consumidor, Profeco enlistó algunas marcas de salsas cátsup en las que se halló alta concentración de fructosa

¿Qué dice la norma mexicana respecto a las salsas cátsup? 

De acuerdo con la norma mexicana, NMX-F-346-S-1980 “Salsa de tomate Cátsup”, que establece especificaciones que constituyen una
referencia para determinar su calidad para ostentar el nombre de salsa cátsup, debe tener por lo menos 12% de sólidos totales de tomate que equivalen a que el producto sea elaborado a partir de 44.4% mínimo del fruto de tomate y no contener espesantes, colorantes ni conservadores. Revista del Consumidor

Dos salsas de este tipo en el mercado 

En México, en los últimos años, se comercializan salsas cátsup y "tipo cátsup"; ambas, hechos con menos tomate del que establece la norma y con almidones. 

Por su naturaleza, estos productos pueden contener fructosa, glucosa y sacarosa, los cuales pueden provenir de diferentes fuentes. ÉL azúcar común o sacarosa, proviene de la caña de azúcar y también de la remolacha, es un disacárido que está formado por glucosa y fructosa. La glucosa también conocida como dextrosa es un tipo de azúcar derivado de carbohidratos como almidones y disacáridos. La fructosa es un constituyente natural de la fruta, de ahí el nombre, se obtiene de la glucosa en el jarabe de maíz, en lo que conocemos como jarabe de maíz de alta fructosa. Revista del Consumidor

El estudio de Profeco sobre salsas tipo cátsup

En la edición de noviembre de la revista, la Profeco analizó cuatro salsas cátsup y dos salsas tipo cátsup. 

El organismo halló, en todos los casos, más de 42% de azúcares, que en su mayoría son jarabe de alta fructosa. 

Los resultados, por marcas analizadas por Profeco: 

  • La salsa de tomate ketchup de la marca HEINZ indica en ingredientes adición de azúcares y adiciona jarabe de maíz de alta fructosa del 42% JMAF.
  • "La salsa de tomate ketchup de la marca HEINZ “NO SUGAR ADDED” en inglés indica “No adición de azúcares” pero en la etiqueta en español indica reducida en azúcares; no obstante,encontramos que no le adicionan azúcares, por lo que su etiqueta en español es errónea.
  • La salsa cátsup de la marca La Costeña indica en los ingredientes adición de azúcares, y detectamos que adiciona azúcar común y jarabe de maíz de alta fructosa al 42% JMAF.
  • La salsa de tomate cátsup de la marca Del Monte indica en los ingredientes adición de fructosa, y encontramos que adiciona jarabe de maíz de alta fructosa al 42% JMAF. 
  • La salsa de tomate tipo cátsup de la marca CLEMENTE JACQUES indica en sus ingredientes adición de azúcares, y encontramos que adiciona jarabe de maíz de alta fructosa al 42% JMAF.
    La salsa tipo cátsup de la marca Embasa indica en los ingredientes adición de jarabe de maíz de alta fructosa, y encontramos que adiciona jarabe de maíz de alta fructosa al 55% JMAF.

Información de laRevista del Consumidor