García Luna pide libertad bajo fianza para evadir coronavirus

Mexico
Tipografía

El centro donde esta detenido y que alberga a alrededor de 700 prisioneros, reconoció en un documento interno su primer caso de contagio de una nueva cepa.

El exsecretario mexicano de Seguridad, Genaro García Luna, pidió en estas horas a través de su defensa afrontar su proceso en libertad, a fin de evitar el riesgo de contagiarse de coronavirus Covid-19 en la cárcel de Nueva York donde está recluido.

En carta dirigida al juez de distrito, Brian M. Cogan, encargado de su proceso, por el abogado defensor César de Castro, transmitió la propuesta de que la fianza sea por 2 millones de dólares (mdd) en vez de un millón, rechazada el pasado 28 de febrero ante el riesgo de fuga que representa.

Se trata del segundo intento del exfuncionario mexicano por enfrentar su proceso en libertad, pues a fines del mes pasado el juez Robert M. Levy, quien dirigió la audiencia sobre la posible fianza, otorgó tiempo adicional para presentar nuevos términos para la posible libertad condicional.

García Luna, quien fue secretario de Seguridad durante el sexenio del presidente mexicano Felipe Calderón (2006-2012), fue detenido el pasado 9 de diciembre en Dallas, Texas, acusado de tres cargos de conspiración para transportar cocaína a Estados Unidos más otro por falso testimonio, de los cuales el inculpado se declaró inocente.

En este segundo intento, previsto desde fines de febrero, la defensa agrega en el argumento de que es necesaria (esta situación) ante la expansión del Covid-19 en el mundo y en el Centro Metropolitano de Detención de Nueva York donde está recluido.

Este centro, que alberga a alrededor de 700 prisioneros, reconoció en un documento interno el pasado lunes su primer caso de contagio por la nueva cepa de coronavirus, de acuerdo al sitio informativo Vice.

El recluso comenzó a quejarse el pasado fin de semana, el domingo por la noche lo evaluó el personal médico del reclusorio y fue enviado en una ambulancia al hospital presbiteriano del bajo Manhattan, de donde fue regresado a prisión y puesto en aislamiento, de acuerdo al memorandum interno.

La publicación, con base en ese documento interno, señaló que pese a la confirmación, ningún otro recluso fue transferido a otras áreas como medida de precaución, aunque sí estén programadas las revisiones médicas.

El pabellón carcelario donde se encuentra el recluso confirmado con el coronavirus es una unidad de alta seguridad empleada para prisioneros notorios.

En su momento albergó al narcotraficante mexicano Joaquin “El Chapo” Guzmán, y al financiero Jeffrey Epstein, encontrado muerto en su celda.

Con información de Forbes.