¿Qué ven los mexicanos en la televisión?

Mexico
Tipografía

Telenovelas, box y "minions".

Si se quisiera explicar a un extranjero la cultura mexicana actual, no se podría pasar por alto la importancia de la televisión mexicana y el tipo de contenidos que ven millones de personas. En primer lugar, porque es mayoritariamente un par de cadenas privadas las que deciden los contenidos y en segundo, por el alto nivel de penetración que tiene la televisión en México.

El Consejo Latinoamericano de Publicidad en Multicanales publicó en 2014 un estudio que revelaba que Televisa posee el 46% total de la audiencia y TV Azteca el 22%. Entre ambos poseen el 90% de los canales concesionados, el resto pertenecen al Gobierno.

La visión de la principal cadena de televisión del país es muy clara en cuanto a sus contenidos. En 1992, mientras celebraban el éxito mundial de la telenovela Los ricos también lloran, Emilio "el Tigre" Azcárraga y director de Televisa en ese entonces respondió a un periodista que le preguntó por qué sólo hacían televisión para divertir:

México es un país de una clase modesta muy jodida, que no va a salir de jodida. Para la televisión es una obligación llevar diversión a esa gente y sacarla de su triste realidad y de su futuro difícil.

Aunque en el último año la audiencia ha bajado significativamente, México todavía posee récords mundiales de su consumo, de acuerdo con la organización A Favor de lo Mejor, los niños mexicanos son quienes más televisión ven en el mundo con un tiempo promedio de 4.5 horas diarias.

La agencia HR Media enlistó los programas más vistos por los mexicanos durante 2015. Eventos extraordinarios a la programación aparecieron: la pelea entre Mayweather y Pacquiao (7 millones de personas), la transmisión de la película Mi Villano Favorito (4.9 millones de personas), los Premios lo Nuestro a la música latina (3.9 millones) y un especial del cantante Juan Gabriel (3.5 millones) transmitido por TV Azteca.

De la programación regular, lo más visto fue el final de la telenovela Mi corazón es tuyo (4.4 millones), la final del *reality Parodiando (4 millones) y el noticiero de Joaquín López Dóriga (3 millones cada noche).

Los más vistos por los niños mexicanos

La asociación A Favor de lo Mejor presentó los programas favoritos por los niños mexicanos en 2015, quienes pasan en promedio más de cuatro horas diarias frente al televisor. Pese a que existen barras infantiles en la televisión abierta mexicana, los programas destinados al público infantil es lo que menos ven los niños porque los horarios de estos coinciden con los horarios escolares.

De acuerdo con un estudio llamado "Por los Derechos de las Audiencias Infantiles", el programa favorito de los niños mexicanos en 2015 era una telenovela: Mi corazón es tuyo. La historia va de una bailarina de un centro nocturno para adultos, que sigue el clásico esquema de Cenicienta cuando la protagonista comienza a reformar su vida al hacerse niñera de una familia acaudalada.

Los dramas unitarios, es decir que resuelven el conflicto en un solo capítulo (como La rosa de Guadalupe, Como dice el Dicho o Lo que Callamos las Mujeres) son el segundo tipo de programa que más ven los niños. Estos programas normalmente tienen un tono moral respecto a la sexualidad, el consumo de drogas y a veces algunos temas de moda como Pokémon GO, Twitter o la contracultura Emo.

En el esquema de la Rosa de Guadalupe los problemas de los protagonistas se resuelven gracias al pensamiento mágico y a la intervención de la Virgen de Guadalupe. El programa enseña que los problemas siempre se resuelven si se tiene la suficiente fe.

El tercer lugar lo ocupan los Reality Shows. El más visto de 2015 fue Parodiando, un programa de imitadores de la cadena Televisa conducido por el youtuber Luisito Rey y el comediante Facundo. El programa fue calificado por el crítico de televisión Álvaro Cueva como “Una oda a la mediocridad.” Los concursantes no dudan en hacer chistes de doble sentido e insultar a otras personas como manera de obtener la risa fácil para tener posibilidades de ganar el concurso.

Con información de Hipertextual.