Oficial de Tijuana se declara culpable de robo de una residencia en Chula Vista

Mexico
Tipografía

Sería el robo perfecto, pero en lugar de salir con $1 millón, salieron con las manos esposadas.

SAN DIEGO- Uno de los dos oficiales de policía de Tijuana acusados con intentar robar un $1 millón de una residencia en Chula Vista se declaró culpable el lunes de conspiración para cometer un crimen y ahora enfrenta dos años en una cárcel estatal.

Está previsto que Marco Quijas-Castillo, de 27 años, sea sentenciado el 25 de agosto por su papel en el complot de allanamiento, que ocurrió entre el 14 de noviembre y el 31 de enero, según la denuncia penal.

Todo comenzó el 14 de noviembre, 2019, cuando un agente encubierto del FBI se reunió con Ignacio Cruz Martínez, quien dijo ser un oficial de la oficina del gobierno de México y Jesús Eduardo Torres, un oficial de la policía de Tijuana, de 35 años, con el propósito de planear el robo a una casa en Chula Vista.

"Nos reunimos para hablar sobre la locación de una casa en donde había más de un $1 millón de dólares", afirmó Dan Daugerdas, detective y agente de la oficina transfronteriza del FBI.

En esa reunión, Torres, acordó que vigilaría el área durante el robo, mientras Marco Quijas-Castillo, otro oficial de policía de Tijuana de 27 años, trabajaría con ellos, relató Daugerdas.

Además de los oficiales, la denuncia nombró a Ignacio Martínez, de 33 años; Mario Eugene Hall, de 32 años; Tomas Emmanuel Ramírez, de 30 años; y Nicholas Jeremiah Shaw, de 25 años.

De acuerdo con la fiscalía, Castillo, Cruz y Torres habían cruzado a EEUU desde México, mientras Hall y Ramírez manejaron desde el condado de San Bernardino a Chula Vista.  Los sospechosos se habrían quedado de ver en Kohls de Chula Vista con un agente encubierto.

Después de conducir a la residencia en Chula Vista que creían que tenía alrededor de $1,000,000 de bienes para ser robados, Cruz, Castillo, y Torres vigilaban mientras Shaw introdujo una contraseña en el candado de la puerta que contenía la llave para entrar a la residencia.

Estrada Torres, permanece detenido y enfrenta cargos de conspiración para cometer un delito. El juez le fijó una fianza de $1 millón y tiene programada una audiencia el próximo mes.

Con información de Telemundo