INE logra que ningún agresor de mujeres pueda ser candidato

Mexico
Tipografía

Los partidos estarán obligados a negar candidaturas a quienes tengan historial de violencia de género, familiar, sexual o sean deudores alimenticios; consejeros piden no impugnar. 

A partir de las elecciones del 2021, nadie que haya cometido violencia contra las mujeres, ya sea en el ámbito familiar, social o sexual o sean deudores alimentarios, podrán aparecer en la boleta.

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral aprobó por unanimidad los nuevos lineamientos para erradicar la violencia política de género que obliga a los partidos políticos a negar candidaturas a quienes tengan algún tipo de historial violento contra las mujeres en cualquier ámbito y al registrar a sus candidatos tendrán que presentar un 3 de 3 que así lo compruebe.

Obligación de partidos atender denuncias de violencia política

La consejera Carla Humphrey, presidenta de la comisión de Igualdad de Género y No Discriminación, detalló que con estos nuevos lineamientos, también es obligación de los partidos políticos dar atención a denuncias de violencia política; promover, proteger y respetar los derechos humanos de las mujeres en sus documentos básicos; crear campañas con enfoque de género para la participación partidista. 

Así como garantizar la igualdad al interior de los partidos con integración paritaria de órganos intrapartidarios; y que el financiamiento público, tiempos de radio y televisión, en el caso de las mujeres, sea obligatoriamente de al menos el 40 por ciento. 

Este acuerdo impide que quienes aparezcan en el Registro Nacional de Personas Sancionadas por Violencia en Razón de Género y no hayan perdido su derecho de elegibilidad en cuanto a un modo honesto de vivir puedan aspirar a cargos públicos.

“Es un paso muy importante lograr la 3 de 3 contra la violencia. No contar con antecedente de denuncia, investigación, procesamiento y en su caso no haber sido condenado o sancionado mediante resolución firme por violencia familiar o doméstica; no contar con antecedentes de denuncia, investigación y procesamiento en casos de delitos sexuales, contra la libertad sexual y la intimidad corporal; no estar inscritos o tener registro vigente como deudor alimentario”, señaló Humphrey.

Agregó que aunque en este momento se trata de una 3 de 3 firmada de buena fe y bajo protesta de decir verdad, el INE vigilará su cumplimiento en los hechos. 

Las consejeras Adriana Favela y Dania Ravel coincidieron en que se trata de una propuesta de avanzada pues la violencia política de género persiste y los partidos no han llevado a los hechos la paridad, ya que de acuerdo a la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos, más de la mitad de los padrones de los partidos está conformada por mujeres pero no figuran en los puestos de liderazgo.

Mientras que el consejero presidente Lorenzo Córdova señaló que si bien en el 2018 se logró la paridad no solo en las candidaturas sino en los cargos públicos y se alcanzó la primera legislatura paritaria del país, “hay que reconoce que a la par incrementó la violencia contra las mujeres, contra quienes ‘se atrevían’ a exigir y ejercer sus derechos (pues se trata de una batalla que) tiene una dimensión cultural”.

Luego de que los representantes de los partidos políticos se dijeron dispuestos a acatar estos nuevos lineamientos, los consejeros respondieron esperar coherencia más allá del discurso y que estos nuevos lineamientos no terminen siendo impugnados.

“Tenemos que garantizar que no haya violentadores en la boleta porque no podemos tener leyes a favor de nosotras si quienes lo deciden son violentadores”, agregó Martha Tagle, representante de Movimiento Ciudadano. 

Información de Milenio.