Policía Federal protegida y respaldada entre amigos

Mexico
Tipografía

La llegada de Carlos Alfonso Tornero como el nuevo responsable de la División de Fuerzas Federales de la Policía Federal (PF) no es ninguna sorpresa. Tampoco, un cambio de fondo en el cuestionado cuerpo policial implicado en las matanzas de Tanhuato, Michoacán, y Nochixtlán, Oaxaca.

Camacho Aguirre, ex comandante de la división fuerzas federales fue cesado tras la recomendación de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) por encabezar operativos en los que se denunciaron excesos, tal es el caso del efectuado en Tanhuato, Michoacán, y recientemente en Nochixtlán, Oaxaca.

 A las múltiples violaciones cometidas por los agentes federales en estas dos regiones se suma la queja por los cateos efectuados sin orden judicial en Tecámac, Estado de México.

Por la mañana de este miércoles, la agencia Cuadratín difundió que el general ya había desocupado sus oficinas en el Centro de Mando de Iztapalapa en la Ciudad de México, dato que se confirmó hasta el mediodía, cuando la Comisión Nacional de Seguridad (CNS) dio a conocer el nombramiento de Tornero Salinas como nuevo titular de la División de Fuerzas Federales de la PF, Según la CNS, Tornero Salinas es médico cirujano por la Universidad Nacional Autónoma de México, cuenta con una maestría en Ciencias Forenses y es licenciado en Seguridad Pública por el Instituto para la Formación de los Cuerpos de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato, con la especialidad en policiólogo criminalista.

Cuenta con 35 años de experiencia en distintos cargos en materia de seguridad pública, de los cuales siete años ha prestado sus servicios en la PF, donde ha ocupado puestos de mando como coordinador estatal de la Policía Federal en Yucatán, además de otros cargos directivos en las Divisiones de Seguridad Regional, Gendarmería y la Oficina del Comisionado General.

También fue director operativo de la Secretaría de Seguridad Pública de Querétaro, sin mencionar que sostiene una fuerte amistad con peña nieto. 

Tornero Salinas también se caracteriza por su cercanía con el comisionado general de la PF, Manelich Castilla Craviotto, con quien compartió cursos de especialización en Gerencia del Servicio por la Policía Nacional de Colombia, además de haber participado en un Seminario para Ejecutivos Policiales por el Buró Federal de Investigación de Estados Unidos (FBI, por sus siglas en inglés) y completó el Curso de Liderazgo Ejecutivo por la Real Policía Montada de Canadá.

Sin embargo, Tornero Salinas asume el cargo con el pendiente de sancionar a los mandos policiacos que, como el general Salvador Camacho Aguirre y el mismo Manelich Castilla Craviotto, estuvieron involucrados en violaciones a los derechos humanos en diversos operativos.