INM advierte a choferes que sancionará a quienes transporten migrantes

Internacional
Tipografía

El INM recordó a los propietarios y operadores que, de acuerdo con la Ley de Migración, transportar a personas indocumentadas puede sancionarse con hasta 15 mil pesos y 16 años de prisión.

El Instituto Nacional de Migración (INM) sancionará de manera económica y hasta con 16 años de prisión a empresas y concesionarios que transporten migrantes indocumentados. 

La institutción envió un oficio a los transportistas del país para recordarles que la Ley de Migración prohíbe trasladar migrantes que estén de manera irregular en el país; en caso contrario pueden ser acreedores de una sanción económica e incluso la cárcel.

En el oficio INM/DGJDHT/213/2019, el INM solicitó a los propietarios, concesionarios y operadores de autotransportes de pasaje y turismo que prestan servicios en territorio nacional a cumplir con la Ley de Migración, especialmente lo relativo a los artículos 153 y 159.

De acuerdo con el INM, México tiene un flujo grande de migrantes en la frontera sur, que ingresan de manera irregular y se exponen a situaciones que atentan contra su integridad física e incluso su vida, lo que ha sido aprovechado por bandas dedicadas a la trata de personas que utilizan de manera ilegal los servicios de transportación terrestre de pasaje y turismo.

El documento enviado 16 de abril recuerda a los concesionarios que las empresas dedicadas al transporte terrestre, marítimo o aéreo que trasladen al país extranjeros sin documentación migratoria vigente serán sancionadas con multa de mil a diez mil días de salario vigente en la Ciudad de México.

Además, el artículo 159 de la Ley de Migración establece una pena que va de 8 a 16 años de prisión y multa de 5 mil a 15 mil pesos a quien traslade a personas que no cuenten con la documentación correspondiente.

La ley exenta a las personas de “reconocida solvencia moral” que presten ayuda a migrantes por razones estrictamente humanitarias y sin buscar beneficio alguno, aún cuando reciban donativos y recursos para continuar con labor humanitaria.

Con información de Milenio