"No nos rendiremos": Irán promete producir más petróleo a pesar de las sanciones de EE.UU.

Internacional
Tipografía

Después de que Washington introdujera sanciones que buscaban afectar la industria petrolera de Irán, Teherán recurrió a compañías nacionales para desarrollar sus proyectos de crudo y gas.

La política estadounidense de "máxima presión" no evitará que Teherán aumente sus capacidades de producción de crudo, sostuvo el ministro de Petróleo iraní, Bijan Zangeneh, durante un discurso televisado este sábado, reseña Reuters.

La declaración fue realizada antes de la firma de un acuerdo de 294 millones de dólares entre la Compañía Nacional de Petróleo de Irán y Persia Oil & Gas de Irán. El contrato prevé extraer 39,5 millones de barriles de crudo del campo petrolero Yaran, en la provincia de Juzestán.

El depósito, compartido entre Irán e Irak, alberga aproximadamente 550 millones de barriles de petróleo, según Bloomberg. Teherán recurrió a compañías nacionales para desarrollar sus proyectos de petróleo y gas después de que la Administración Trump introdujera un paquete de sanciones que buscaba afectar la industria petrolera de Irán.

Por lo tanto, las sanciones tendrán poco efecto sobre la industria, explicó Zangeneh.

"No nos rendiremos bajo ninguna circunstancia. Tenemos que aumentar nuestra capacidad para que, cuando sea necesario, podamos ingresar al mercado con toda la fuerza y revivir nuestra participación", aseveró el ministro.

Cabe señalar que las sanciones han asestado un duro golpe a la extracción y exportación de crudo de la República Islámica. De acuerdo con Reuters, las exportaciones iraníes ahora se sitúan en un estimado de 100.000 a 200.000 barriles por día (bpd), considerablemente menos que los más de 2,5 millones de bpd que Teherán exportó en abril de 2018, poco antes de que EE.UU. anunciara que se retiraría del acuerdo nuclear de 2015.

Sin embargo, la industria petrolera de Irán ha logrado mantenerse a flote a pesar de la enorme presión y la reducción de los precios del crudo que han afectado ultimamente a los miembros del OPEP +. En un giro reciente, Teherán envió cinco petroleros a Venezuela, golpeada por la crisis, provocando furia de Washington.

Información de RT.