Mensaje del gobernador de Baja California

Baja California
Tipografía

Amigas y amigos bajacalifornianos: 

Este sábado desde muy temprano, he estado reunido con miembros de mi gabinete, y en coordinación con la Presidenta Municipal de Playas de Rosarito, así como con los Presidentes Municipales de Tijuana y Ensenada, para dar seguimiento al operativo en apoyo de la Policía Federal y Gendarmería, con el acompañamiento de las comisiones nacional y estatal de los derechos humanos, para rescatar las instalaciones de almacenaje de combustible de Pemex en Rosarito, que lamentablemente habían sido bloqueadas en sus accesos por quienes no han comprendido, que respetando de manera absoluta su derecho a manifestarse, el diálogo es la mejor herramienta para lograr el entendimiento para la solución de sus demandas y que las manifestaciones deben hacerse respetando los derechos de todos.

En estos momentos resulta prioritario restablecer el abasto de gasolina a la población y evitar mayores afectaciones de las que ya se han tenido hasta este día, como es el hecho de que las ambulancias, unidades de bomberos y otros servicios de emergencia no cuenten con combustible para dar su servicio a los ciudadanos; imaginen ustedes que padres o madres de familia no puedan llevar a sus hijos al médico, a sus escuelas o bien trasladarse a sus lugares de trabajo; que se paralicen los servicios de toda índole a la población; que se suspendan las actividades de los negocios, comercios y aeropuerto; analicen qué pasaría de presentarse un desastre natural y las autoridades de protección civil no contaran con combustible para atender llamados de rescate, poniendo en riesgo la vida de miles de personas; y, pregunto: ¿quién se hará responsable de esas consecuencias?.

Por eso, nuevamente hago un llamado a la cordura, un llamado enérgico a las personas que participan en estas manifestaciones; los invito a que lo hagan respetando la ley y los derechos de terceros.

Quiero expresar mi más enérgico rechazo a los hechos de violencia que ocurrieron el día de hoy. Insisto, respeto el derecho a manifestarse, pero es nuestro deber velar por el bienestar general de la población. Entiendo el malestar que en estos momentos se manifiesta en todo el país, sin embargo no podemos permitir que se recurra a métodos violentos de inconformidad que atenten contra los derechos y la seguridad de todos. En Baja California vivimos ciudadanos de Paz.