Chocan poderes entre “La Chula” y Alfredo Guzmán; el rey de taxis clonados

Tijuana
Tipografía

La diputada Mónica Hernández tiene que tomar cartas en el asunto, purificar las reuniones y a quienes la apoyan en esta iniciativa que cambiará el rumbo del transporte en Tijuana.

Tijuana.- Continúan los dilemas del secretario general de la CTM en Baja California Eligio Valencia Roque, cuya carrera definitivamente, marcha con el pie izquierdo.

Hoy, las decisiones tomadas por la diputada Mónica Hernández “La chula”, y promovida por los transportistas que trabajan en la legitimidad y en contra de taxis amparados, clonadas y piratas, ponen en una delicada situación por irónico que parezca, el nuevo secretario general de la CTM en Tijuana, Baltazar Gómez Ruiz.

El nuevo secretario es uno de los que encabezaría la lista de funcionarios públicos y falsos “líderes”, que tienen grandes intereses en este tipo de mañas dentro de la dirección de transporte, y que por su penosa forma de actuar podría parar en la cárcel.

De incongruente puede calificarse el manifiesto del secretario del trabajo de la CTM Tijuana Alfredo Guzmán Chávez, en contra de la iniciativa de la “Chula”. El cetemista pide limpiar primero a UBER, pero el temor fundado del (seudolíder), es que le quiten su mina de oro.  Por su modus vivendi, desde hace ya varias administraciones, le llaman el rey de los amparos.

¿Cómo puede promover el secretario general Baltazar Gómez Ruiz, una iniciativa, cuando su segundo abordo en su planilla, es el principal cabecilla de la corrupción en este giro?

En esta saga, es de suponer que Gómez le pondrá zancadillas a la diputada, ya que estará acercando al delincuente Alfredo Guzmán a las reuniones y le seguirá diciendo que ella no tiene experiencia, pero el sí, y mucha, por cierto, cuando se trata de amparos, clonados, piratas y todo tipo de ilícitos dentro de la Dirección de Vialidades y Transporte, ya que mantiene su red de corrupción al estar todos los días atrincherado en las afueras de la dependencia, y aún con el cinismo que lo caracteriza, se atreve a señalar a otros Lemus y  Jiménez como vividores.

Alfredo Guzmán, grita a los cuatro vientos estar protegido por Valencia Roque, y hoy, por la propia CTM de Tijuana que encabeza Gómez Ruiz, ya que es el segundo abordo. La pregunta es: ¿qué visión tiene Eligio Valencia al tener una crisis dentro de su empresa El Mexicano, donde los pocos trabajadores que les quedan están en el hartazgo de la falta de pago por los problemas familiares, que ya son conocidos por toda Tijuana y el Estado? ¿qué pretenden con la Diputada Hernández al estar jugando a la doble moral, cuando Baltazar Gómez encabeza la iniciativa; pero Alfredo Guzmán es uno de los principales actores que tarde que temprano tiene que caer,  ¿dónde quedará la CTM, cuando el protegido de Eligio y Baltazar esté dentro de la prisión?

La diputada Mónica Hernández tiene que tomar cartas en el asunto, purificar las reuniones y a quienes la apoyan en esta iniciativa que cambiará el rumbo del transporte en Tijuana.

Sin dudas, una ley que marcará la historia del transporte, y con ello, “La chula”, dejará un legado pero sin dejarse sorprender, ya que Alfredo Guzmán le mostrará una cortina de humo con algunas manifestaciones para hacer discordia al no estar de acuerdo con la decisión, ya que es el rey de los taxis apócrifos de Tijuana, y con el poder que le da la CTM, querrá seguir pegado a la ubre de la impunidad.

¿Qué cartas tomará “La Chula” contra los “seudolíderes”? Esperemos el capítulo final de esta historia.