Se pasan por “el arco del triunfo” sello de sindicatura en los inventarios

Tijuana
Tipografía

Empleados del “Margarito Saldaña” burocratizan devolución de carros decomisados en filtros de Alcoholímetros

Tijuana.- Empleados de la sub delegación “Margarito Saldaña” de la Secretaría de Seguridad Pública, junto con los coordinadores de los operativos de alcoholímetros que semana tras semana se instalan por diversos rumbos de la ciudad se han convertido  en el principal obstáculo con exagerado burocratismo para regresar los automóviles que son “levantados” en cada uno de estos filtros, dificultándoles a las ciudadanos poder recuperarlos, al grado que ni el “sello” que personal de sindicatura pone en el “inventario” respetan; porque hasta el más  bajo de los empleados de ese lugar grita a los cuatro vientos que a ellos les “vale madre sindicatura”, que ahí son ellos los que mandan y los que dicen la última palabra.

Lo peor del caso es que incluso hasta los jueces calificadores junto con sus coordinadores son los que ha fomentado el desorden y para desgracia de los ciudadanos que caen en sus manos, son ellos precisamente los que califican las multas, ensañándose con toda alevosía en contra poniéndoles cantidades estratosféricas, de tal forma que para poder sacar un carro de cualquier corralón que es remolcado por lo menos un ciudadano tiene que desembolsar algo así como diez mil pesos.

Lo grave de la situación es el hecho de que sindicatura esté permitiendo que algunos empleados de “La Margarito Saldaña” le diga a los ciudadanos que el trabajo que realiza tal dependencia, de verificar la documentación de todos los vehículos que son remolcados en los diferentes filtros de alcoholímetros de nada sirve, porque al final de cuentas son ellos los que decidirán si regresan las unidades.