Panistas operando en el transporte público

Tijuana
Tipografía

Morenistas enojados hacen llamado al Alcalde

Tijuana BC.-Aún cuando en la campaña pasada la llamada “Cuarta Transformación “, vendió la idea a los tijuanenses de un verdadero cambio, al parecer en el transporte público no se ha podido erradicar las viejas prácticas.

Recientemente circularon en redes sociales unos audios dónde el actual encargado de despacho de la dirección de transporte público, Gabriel Lemus (Panista), menciona algunos acuerdos del secretario de movilidad urbana, Roman Aboytes, con empresarios de transporte, esto fue ignorado totalmente por el Alcalde, Arturo González.

Gabriel Lemus Torres, panista y dirigente transportista, quien en la administración corrupta de “El patas” manejaba las cuotas de taxis clonados y quien se quedo con el imperio del fallecido Oscar Morales en la linea de San Ysidro, con apoyo del secretario de movilidad, Roman Aboytes, siguen con las viejas prácticas corruptas.

Según el reglamento de transporte público, en el artículo 42 fracción B, para el cambio de unidad de taxis no se debe de exceder los 7 años de antigüedad, pero los titulares autorizan estos cambios por cuotas que van de 2 mil a 3 mil 500 dólares, además de las cuotas que cobran para que chatarras de transporte público, unidades que tanto aquejan a la ciudadanía, para que pasen la revisión mecánica semestral.

Esto según mencionan diversos funcionarios de la secretaria de movilidad, los cuales pidieron no se mencione su nombre por temor a perder su empleo, ya que el mismo Aboytes ya despidió a varios militantes de morena que se desempeñaban como inspectores , por no aceptar las mismas practicas impuesta por sus jefes panistas.

Uno de ellos Gerardo Alcalá, actualmente jefe de inspectores, incondicional del dirigente estatal del PAN, Enrique “Kiki” Mendez Juárez, quien desde la pasada administración ya se desempeñaba como supervisor, impuesto por el encargado de despacho, Gabriel Lemus Torres, panista también, quien en la administración panista de Jorge Ramos, se desempeñó como subdirector de la dependencia, además de ser dirigente del Frente Transportista de Tijuana, lo cual caé en un evidente conflicto de intereses.

Afirman que ya no solo es la violencia, si no también las prácticas de corrupción que al parecer tolera el Alcalde; es por eso que mucho militantes morenistas se encuentran decepcionados, ya que esperaban que las cosas ahora si fueran diferentes, lo cual hasta el momento ese cambio no ha llegado.