Trafico de influencias en contratación de empresas para desaparecer malos olores en obras de drenaje

Tijuana
Tipografía

Funcionario de la Cespt protegido del Gobernador

Juan Tamayo, el funcionario deshonesto que trata de desprestigiar a Promundo, empresa que ha colaborado para desaparecer olores hediondos de la ciudad

Rodrigo Medeles Ruiz Tijuana,  Impacto Tijuana.- Aun cuando empresas como la de “Promundo”, dedicada al cuidado del medio ambiente y en la conservación de un entorno ecológico, mantienen altos niveles de efectividad en la eliminación y absorción de fétidos olores ocasionados por aguas residuales. Personal de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Tijuana (Cespt) se han dado a la sucia tarea de boicotear y difamar los resultados positivos que la empresa ha logrado con dedicación y esfuerzo en cada trabajo.

El equipo de reporteros de ”Blanco & Negro” son quienes se han dado a la tarea de investigar y documentar un posible tráfico de influencias, ya que en su carácter como subdirector de la paraestatal, Juan Tamayo Arellano, ha mantenido el obscuro interés por coadyuvar a que a una segunda empresa sin experiencia, calidad ni eficacia, adquiera el contrato que actualmente tiene “Promundo”, incluso de que se presume que detrás de ella se encuentra el mismo hermano del Gobernador del Estado.

Obras como la realizada en playas de Tijuana donde Tamayo Arellano, avaló y certificó junto con su equipo de colaboradores el excelente trabajo que llevó a cabo Promundo,y en el que los mismos vecinos y comerciantes de la zona, reconocieron el trabajo efectuado en tal sentido, hoy simple y sencillamente digan que digan que el producto no funciona y que se debe analizar  y darle la oportunidad a la segunda empresa para que esta adquiera los derechos del contrato, es algo ruin y vergonzoso, pero sobre todo desleal.

Por supuesto que a Tamayo parece no importarle que la segunda empresa no cuente con una fórmula patentada que lo avale y acredite apto para llevar a cabo este trabajo pues al fin y al cabo se trata de gente muy cercana al Mandatario Estatal la que saldría beneficiada con ello.

Finalmente como sucede en todos y cada uno de los casos donde el tráfico de influencias manda al carajo el buen trabajo que realizan empresas verdaderamente comprometidas y preocupadas por cuidar el medio ambiente, estas concesiones son entregadas a charlatanes usurpadores que solo están preocupados por engordar sus cuentas bancarias, sin que estos sientan la más mínima preocupación por los miles de ciudadanos que a diario respiramos olores fétidos de aguas residuales