Planilla Roja, el plan más ambicioso para beneficio de la base en el Stase: Teresita Ochoa

Sinaloa
Tipografía

El plan de trabajo más ambicioso para el periodo 2020-2023 en el Stase es el diseñado por la Planilla Roja que encabeza Teresita Ochoa porque es el único que concentra todas las respuestas a las necesidades de la base trabajadora.

Este proyecto recoge los más urgentes reclamos y anhelos como mejorar salario y prestaciones, activar créditos para vivienda, agilizar préstamos, otorgar becas académicas, servicios de salud en todas las unidades administrativas para el sindicalizado, los jubilados y sus familias, una atención de calidad, transparencia y saneamiento de las finanzas, y rescatar el Instituto de Pensiones del Estado de Sinaloa (IPES), entre otros.

“Conozco el sentir de la base trabajadora y por eso fortaleceré el sindicato y los derechos de mis compañeros trabajadores; para enfrentar los desafíos es indispensable estar unidos y trabajar en la misma dirección”, subrayó.

Teresita Ochoa puntualizó que se tienen que solucionar los adeudos y sanar la situación financiera del IPES, la aportación al Fideicomiso de Vivienda FIPAVI-STASE, FIGLOSTASE, la junta Administradora de Fondos Especiales JAFE, y la entrega de préstamos de vivienda donde es urgente cubrir tan sensible demanda.

En la elección para la nueva dirigencia del Stase participarán siete planillas los días 19, 20 y 21 de agosto, y por primera vez en la historia el proceso ha enfrentado condiciones adversas generadas por una emergencia de salud sanitaria.

“Nuestro ambicioso plan de trabajo lo hemos dado a conocer a toda la base y por eso esperamos que el voto de nuestros compañeros nos favorezca para poder representarlos dignamente”, dijo.

De entre los puntos planteados, destacó que uno de los primeros pasos de justicia social será buscar el incremento en salarios y prestaciones con certeza y seguridad jurídica.

“El eje principal de este plan de trabajo –indicó- es que exista una sinergia entre trabajadores, sindicato y la parte patronal para que juntos podamos desarrollar políticas que traigan beneficios reales a los trabajadores. Se trata de mantener una armonía entre las partes para generar una nueva cultura laboral con el espíritu del sindicalismo”.

“Más de 2 mil de los 8 mil 700 compañeros del Stase requieren un crédito para vivienda nueva o para ampliación, reparación, remodelación, construcción e incluso pago de pasivos, por lo que incluso buscaremos el apoyo de una constructora para que los trabajadores puedan contar con su crédito o una vivienda nueva”, dijo.

Señaló que se firmará un convenio para que se liquiden los adeudos que se tienen con el Stase para el rubro de vivienda y el cinco por ciento se destine para resolver las necesidades reales de los trabajadores.

Teresita Ochoa sostuvo que en su plan de trabajo destaca la atención sindical con especial énfasis en los empleados foráneos y anticipó que en cada unidad administrativa se contará con servicios médicos para brindar servicio a la base trabajadora, a los jubilados y a sus familias. “Esos servicios de salud ya se ofrecen en la unidad administrativa de Culiacán y la USE, pero haremos que funcione en todo Sinaloa”, expresó.

Aseveró que el gobierno estatal debe cubrir el adeudo con el Instituto de Pensiones del Estado de Sinaloa (IPES) que se estima cercano ya a los cuatro mil millones de pesos.

Aseguró que como secretaria general pondrá especial atención al tema de la salud en beneficio de la base trabajadora y pondrá solución a la problemática que enfrentan los trabajadores con el Issste pues no está dando dictámenes de riesgo de trabajo y lamentablemente en la actualidad se paga servicio médico en este rubro.

Finalmente, Teresa de Jesús Ochoa Pérez, candidata de la Planilla Roja a la secretaría general del Sindicato de Trabajadores al Servicio del Estado (STASE), subrayó que su plan de trabajo es el más completo para enfrentar los enormes retos y dificultades en un marco de respeto y trato digno para cada trabajador, con esfuerzo, empeño y dedicación. “En el nuevo STASE trabajaremos hombro con hombro con la base las 24 horas, los siete días de la semana, los 365 días del año”, enfatizó.

“Tengo la fuerza, la voluntad, la convicción, la experiencia y las estrategias para brindar a la base sindicalizada los beneficios que han estado esperando”, concluyó.