Un tiroteo en Maryland, EU, deja al menos tres muertos

Internacional
Tipografía

Una mujer efectuó los disparos en un almacén de una empresa de distribución farmacéutica

La rutina tomó un giro trágico a las 9 de la mañana de este jueves en el almacén de distribución de la cadena de farmacias Rite Aid en Aberdeen (Maryland).

Una persona abrió fuego con una pistola y dejó a “múltiples” personas heridas y muertas, según anunció a la prensa el sheriff del condado de Hartford, Jeff Gahler, que evitó entrar en detalles. Fuentes policiales citadas por varios medios estadounidenses dan por hecho que hay al menos tres muertos y varios heridos.

La persona que abrió fuego actuó sola, fue detenida y está en condición crítica en un hospital, según explicó el sheriff. Los policías que se desplazaron al lugar no abrieron fuego, por lo que probablemente las heridas fueron causadas por la propia persona en un aparente intento de suicidio. Gahler también declinó dar más información, pero fuentes policiales citadas por la cadena NBC aseguran que es una mujer quien abrió fuego. Es muy inusual en Estados Unidos que una mujer sea la responsable de un tiroteo.

Las autoridades de Aberdeen, un municipio de unos 13.850 habitantes, recibieron un primer aviso de disparos a las 9.06 hora local y a los cinco minutos ya había llegado un equipo de policías. La investigación está en una fase “muy preliminar” y se desconocen un sinfín de asuntos. Por ejemplo, si la mujer tenía alguna relación laboral con el almacén, cómo obtuvo el arma o si atacó a un grupo determinado de personas a las que conocía con anterioridad.

En el almacén trabajan alrededor de 1.000 personas y no está lejos de una base militar en la misma localidad, ubicada 55 kilómetros al norte de Baltimore. El gobernador del Estado de Maryland, Larry Hogan, anunció que está siguiendo de cerca el “horrible tiroteo en Aberdeen”. “Nuestras oraciones están con todos los afectados, incluidos nuestros equipos de emergencia”, afirmó en Twitter.

La avalancha de muertos por violencia armada convierte a EE UU en una anomalía en el mundo desarrollado. La Campaña Brady, una institución que pide endurecer los controles de venta, calcula que cada día 96 personas mueren en el país fruto de la violencia armada. Alrededor de un tercio de ellas son asesinadas.

No hay una cifra exacta de cuántas armas de fuego hay en manos de civiles en EE UU, pero se estima que son unas nueve por cada diez ciudadanos. Es la proporción más alta del planeta. El Servicio de Investigación del Congreso calculó, en un estudio de 2012, que tres años antes había unas 310 millones de armas. La población estadounidense se sitúa alrededor de los 321 millones de habitantes.(ElPaís)