“Usamos bolsas de plástico en la cabeza”: doctora habla sobre coronavirus en Reino Unido

Internacional
Tipografía

Se espera que en dos semanas Reino Unido alcance el punto máximo de la epidemia en su territorio.

Ante el nuevo tipo de coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, los sistemas de salud en países como Reino Unido enfrentan una fuerte crisis sanitaria que afecta a médicos y pacientes.

Una doctora de uno de los hospitales del Sistema Público de Salud de este país (NHS por sus cifras en inglés) aceptó hablar en una entrevista para la BBC sobre la situación que enfrenta día a día al tratar de combatir la COVID-19 desde la Unidad de Cuidados Intensivos.

Esta, según sus declaraciones, está saturada de pacientes infectados por coronavirus, por lo que las instituciones médicas buscan la forma de tratar los casos que siguen llegando a las instalaciones del nosocomio.

Las cirugías que no tiene carácter de urgente son aplazadas para dar prioridad a aquellos pacientes en un grave estado de salud. La escasez de antibióticos, así como de respiradores mecánicos, complica aún más la situación y provoca que los doctores trabajen hasta turnos de 13 horas bajo una gran cantidad de presión.

Estos han llegado a utilizar bolsas de residuos hospitalarios y delantales de plástico desechables para su protección, así como lentes de esquiar para cubrir sus ojos.

“Se trata de ser prácticos. Las enfermeras de la Unidad de Cuidados Intensivos los necesitan ahora. Ellas están en riesgo de contagiarse todo el tiempo, pero les han dicho que utilicen las mascarillas abiertas por los costados, lo que no les provee una protección adecuada (…) Eso está mal. Por eso nos tenemos que poner bolsas de basura en la cabeza” explicó la médico para la BBC.

Por su parte, el gobierno británico reconoce que existen problemas de desabastecimiento en los hospitales, pero asegura que trabaja a contrarreloj con un equipo asistido por las fuerzas armadas para cumplir con las entregas de equipo de protección a los diferentes centros de salud que los han requerido.

Sin embargo, la doctora entrevistada por la British Broadcasting Corporation afirmó que “las máscaras de protección que tenemos ahora tienen las fechas de vencimiento alteradas. Ayer encontré una con tres etiquetas superpuestas: un sello de vencimiento de 2009, otro de 2013 y otro encima de 2021”.

El Instituto de Salud Pública mencionó que estos sellos suelen renovarse tras una exhaustiva revisión de calidad, pero para la doctora esta información no resulta convincente.

El Departamento de Salud y Asistencia Social señaló que se trabaja “estrechamente con la industria, el NHS, los proveedores de atención social y el Ejército” para dar atención a los pedidos de equipo médico, así como que los protocolos de equipamiento están en línea con los consejos de la Organización Mundial de la Salud.

En total tres han sido los doctores de esta unidad que han sido contagiados por el nuevo tipo de coronavirus, pues tras exponerse a los pacientes sin el cuidado necesario, fueron infectados.

Muertes por coronavirus, la parte más difícil de la pandemia

Lo más difícil en este momento es tener que decirles a las familias por teléfono que ya nos toca dejar de atenderlos, decirles que sus familiares están muriendo o han muerto pero que ellos no pueden venir a verlos”, afirmó la especialista.

“Normalmente puedes hablar con el familiar que está al lado del paciente y decirle ‘vamos a hacer todo lo posible’, pero ahora no puedo hacerlo (…) No sé si podemos darle un respirador, no puedo garantizar que las enfermeras lo van a cuidar adecuadamente, porque las mejores están haciendo turnos de 13 horas. Y se nos están acabando los antibióticos” añadió.

Médicos infectados por COVID-19

Aunque el NHS asegura no saber el número de personal de la salud que ha caído enfermo por el nuevo coronavirus, España e Italia, los países europeos más afectados por esta pandemia, registraron cerca de 9,400 y 6,414 casos de contagio.

Se calcula que el pico de la pandemia llegue en dos semanas a Reino Unido, por lo que según esta doctora, “si los casos aumentan tan rápido como lo hicieron en España e Italia, entonces, francamente, estamos en problemas. Todas nuestras áreas pronto estarán llenas”.

Las medidas preventivas como la distancia social, el quedarse en casa, desinfectar objetos y superficies de uso común, y el lavado de manos son pieza clave para evitar la propagación de este malestar, por lo que esta doctora pide a la población de Reino Unio y el mundo que confíe en ellas y las siga de la mejor forma posible.

Con información de Televisa.