La FIBROMIALGIA, dolor crónico que limita actividades a mujeres de entre 30 y 40 años

Sinaloa
Tipografía

Disminuye la capacidad física y mental de las mujeres hasta en 50 por ciento

La fibromialgia es una enfermedad crónica no inflamatoria que se caracteriza por dolor generalizado y es más frecuente en mujeres de entre 30 y 40 años de edad, explicó la anestesióloga del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Sinaloa, Laura Elena Avilés Espinoza. 

Indicó que por lo regular, la fibromialgia se asocia a un sueño no reparador, son pacientes que duermen, pero no profundizan su sueño y al no profundizarlo, se levantan fatigados, lo que provoca mucho dolor; estos padecimientos, dijo, pueden estar relacionados con alguna enfermedad crónica. Sin embargo, la mayoría de las veces, son únicos como tal y no se relacionan con otro tipo de padecimientos. 

La especialista del IMSS se refirió también al Síndrome de Fatiga Crónica, el cual se desencadena después de hacer esfuerzo físico, que por lo general no causaría cansancio. Señaló que en este síndrome las personas refieren que al hacer cualquier esfuerzo físico mínimo se sienten muy cansados y se deteriora la capacidad funcional y mental aproximadamente en 50 por ciento. Estos trastornos, añadió, no tienen forma de prevención. 

Destacó  Avilés Espinoza que el tratamiento que proporciona el Seguro Social es con base en medicamentos que les ayudarán a dormir, disminuirán el dolor y terapias cognitivas que permitan un descanso reparador y con ello se levanten al día siguiente con menor dolor y mayor capacidad funcional. 

Advirtió que son trastornos que no se diagnostican de primera intensión y que con frecuencia se confunden con otras enfermedades. 

Para establecer el diagnóstico siempre deben excluirse otros padecimientos, es decir, alguna causa orgánica que explique la sintomatología de los pacientes para que con ello se haga una historia clínica completa, exploración física y exámenes básicos de laboratorio, con la finalidad de descartar algunas afecciones. 

Reveló que el personal especialista en Reumatología y Psiquiatría son quienes con frecuencia detectan estos padecimientos y llevan a cabo los tratamientos de manera conjunta. Agregó que existen actividades físicas de bajo impacto que podrían realizar las personas con estos males para ayudarse a dormir mejor y poder descansar, como es el yoga, Tai Chi y Reiki, que son auxiliares para disminuir el dolor y mejorar la capacidad física y mental de los pacientes.