Vengadores. La idea de que se cruzasen por el camino de los superhéroes era improbable.

Internacional
Tipografía

Hasta el momento se había tenido bastante separado el talento del cine y el de la televisión

Pero las tramas se complicaron tanto en los cines como en la televisión. El ejemplo más evidente era el reseteo de SHIELD gracias a Capitán América: Soldado de Invierno, cuando se revelaba que Hydra había tomado el control de la organización. Y, con sus propias tramas mutantes y dramas casi apocalípticos, finalmente se echaba de menos que el mismísimo Capitán América o Iron Man no se pasasen un día por el despacho de Phil Coulson, teniendo en cuenta que la muerte de este último marcaba el final del primer título de Los Vengadores.

Por más que aparecieran en películas del MCU, Jaimie Alexander y Cobie Smulders tenía sentido que trabajaran para Marvel’s Agents of SHIELD ni que fuera por un episodio o tres. Al fin y al cabo son rostros esencialmente televisivos (la primera en Blindspot, la segunda en Cómo conocí a vuestra madre). Y Samuel L. Jackson, mientras que es un actor de carácter por excelencia del mundo del cine, no se puede argumentar que es un primera espada en los títulos de MCU.

Está previsto que sean ficciones caras para lanzar en la plataforma de contenidos que Disney estrena en 2019

Por esta razón llama especialmente la atención que finalmente Disney quiera mezclar los universos cinematográficos y televisivos: supuestamente siempre han sido el mismo pero no se percibía necesariamente como tal para no rebajar el caché de los superhéroes como Chris Hemsworth, Chris Evans, Robert Downey Jr y Tom Holland. Ahora esto quizá se acabe y, aunque Capitán América, Thor, Iron Man y Spiderman no participen en las series de la plataforma de contenidos, Tom Hiddleston y Elizabeth Olsen son nombres clave de las películas que han arrasado en cines esta última década.

También habrá una clara diferencia entre los títulos producidos hasta ahora y las miniseries de Bruja Escarlata y Loki: las primeras seguirán produciéndose bajo el paraguas de Marvel TV mientras estas últimas son de Marvel Studios, la misma productora que las películas. Serán una buena forma de aprovechar unos personajes que nunca han tenido proyectos en solitario en el MCU aunque son tan necesarios dentro del universo como la Viuda Negra de Scarlett Johansson o el propio Thor de Chris Hermsworth.

Estos proyectos se sumarían a los ya anunciados en la plataforma de Disney como una serie de Star Wars que podría costar 100 millones por temporada o una serie basada en High School Musical. Está previsto que la plataforma de contenidos de Disney se inaugure en Estados Unidos a finales de 2019, una fecha que cada vez está más cerca.

 

Fuente: La Vanguardia