Pfizer anuncia que su vacuna es altamente efectiva en niños de 5 a 11 años

Salud
Tipografía

Según la farmacéutica Pfizer, su vacuna presentó en los ensayos una respuesta “robusta” de anticuerpos en niños de 5 a 11 años

La vacuna contra el Covid-19 creada por la farmacéutica Pfizer es una de las que tienen mayor efectividad contra la enfermedad. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, los inoculados tienen una protección del 95%.

Pero hasta el momento solo ha sido aprobada en el país norteamericano para ser usada en adultos mayores de 18 años, y en niños y adolescentes de 12 a 17. Rango de edad que podría cambiar pronto, pues la empresa planea presentar prontos los resultados de sus pruebas antes las autoridades para comenzar a vacunar a niños de 5 a 11 años.

Pfizer anunció que llevará ante la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) de E.U. los primeros informes de su investigación sobre este grupo de edad, en la que participaron 2 mil 268 pequeños.

Según la compañía estadounidense, se inyectaron dos dosis de 10 microgramos con 21 días de diferencia. Esta cantidad es menor que la utilizada en mayores de 12 años, que es de 30 microgramos. Los expertos seleccionaron esta porción por “seguridad, tolerabilidad e inmunogenicidad” de los niños. 

Comparando la respuesta inmunitaria que mostraron los infantes, contra las personas de 16 a 25 años, se llegó a la conclusión de que se creaba una “fuerte” resistencia un mes después de la segunda dosis.

Efectos secundarios de la vacuna Pfizer en niños de 5 a 11 años

Además de la enfermedad, los padres de los menores de entre 5 y 11 años están preocupados por los efectos secundarios que pueden tener sus hijos tras recibir la vacuna Pfizer. 

“La vacuna de Covid-19 fue bien tolerada, con efectos secundarios generalmente comparables a los observados en participantes de 16 a 25 años” mencionó la farmacéutica. 

Además de estos efectos como dolor en el brazo, cansancio o dolor de cabeza y muscular, Pfizer confirmó que no se presentaron casos de miocarditis (inflamación del corazón), los cuales se han dado en jóvenes que han recibido vacunas de ARNm.

Los pedidos de vacunas para niños en todo el mundo han incrementado considerablemente en los últimos meses después de un aumento de casos en ellos, aunque al inicio se creía que tenían más resistencia al virus. Tan solo en Estados Unidos, los infantes representan el 29% de los contagios del país, según datos de la Academia Estadounidense de Pediatría.

Con información de De10.