Sidebar

Internacional
Tipografía

Un carro bomba explotó en el interior de la Escuela de Cadetes de Policía en Bogotá

La explosión de un vehículo al interior de la Escuela de Policía General Santander ubicada en la ciudad de Bogotá prendió las alarmas en esa institución.

El Ministerio de Defensa confirmó el saldo de nueve personas muertas. Ya se pusieron en marcha los protocolos de investigación para dar con los responsables de este hecho terrorista. Las víctimas mortales están en proceso de ser identificadas.

Inicialmente, el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, había confirmado que por lo menos nueve personas murieron producto de la explosión.

Según las primeras informaciones de inteligencia, el ataque lo habría perpetrado una persona que, conduciendo una camioneta al parecer cargada con explosivos, ingresó a la escuela de manera violenta y segundos después la carga fue activada.

“Solicitamos a la ciudadanía NO compartir imágenes de las víctimas de la explosión en la escuela General Santander. Respeto a las víctimas”, indicó la Alcaldía de Bogotá vía Twitter.

En esa escuela de cadetes se tenían programadas varias ceremonias de ascenso de oficiales, por lo que en ese momento se encontraban, a parte de policías, muchos de los familiares de quienes iban a ser promovidos por esa institución.

El número preliminar de heridos es de 54, algunos de ellos llevados a los hospitales Tunal, Kennedy, Policlínico del Olaya y Hospital Central de la Policía. Los más cercanos a la escuela policial. Las personas lesionadas fueron atendidas por personal médico de diferentes ambulancias de la Secretaría Distrital de Salud.

Se estima que la cantidad de muertos aumente debido a que los heridos que están llegando a Tunal tienen serias complicaciones debido a las lesiones que les ocasionó la onda explosiva.

Al lugar arribaron familiares de los alumnos que están en los diferentes cursos de la Escuela. Sin embargo, no han recibido información oficial sobre la suerte de sus parientes.

Los vecinos de la zona también manifestaron que los vidrios de sus ventanales se estallaron debido a la onda explosiva.

Poco antes del mediodía, el presidente Iván Duque arribó al lugar en un helicóptero, luego de cancelar la agenda que tenía en la ciudad de Quibdó. “Todos los Colombianos rechazamos el terrorismo y estamos unidos para enfrentarlo”, dijo el jefe de Estado en sus redes sociales, y agregó que “Colombia se entristece, pero no se doblega ante la violencia”.

El mandatario de los colombianos, quien a esta hora adelanta un consejo de seguridad con diferentes autoridades, agregó que dio órdenes a la Fuerza Pública para determinar los autores de este ataque y llevarlos a la justicia. Se espera que en los próximos minutos entregue declaraciones desde la Escuela Santander, ubicada al sur de Bogotá.

El ministro de Defensa, Guillermo Botero también se encuentra en Bogotá para ponerse al frente de la institución. El consejo de seguridad cancelado en Chocó se reagendará para los próximos días.

El fiscal Néstor Humberto Martínez señaló desde la cuenta en Twitter de la entidad que “toda nuestra capacidad investigativa está volcada para desenmascarar a los terroristas conjuntamente con @PoliciaColombia. Los actos urgentes en la escena del crimen arrojan primeros elementos materiales probatorios. Habrá justicia”.

Con información de Vanguardia