Sidebar

Internacional
Tipografía

Con 114 votos a favor, 4 en contra y tres abstenciones, el pleno del Senado avaló el acuerdo comercial entre México, Estados Unidos y Canadá

El pleno del Senado aprobó el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como sus seis cartas paralelas, con 114 votos a favor, cuatro en contra y tres abstenciones, de un total de 121 sufragios

Durante la sesión extraordinaria, las bancadas repudiaron las presiones de Donald Trump y el bloque opositor exigió al presidente Andrés Manuel López Obrador asumir una posición digna y de firmeza para hacer valer los mecanismos de defensa que contiene el tratado, en vez de ceder soberanía nacional

En su turno, el morenista y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores, Héctor Vasconcelos, dijo que el nuevo acuerdo resguarda los mejores intereses de México “en esta coyuntura específica, en este contexto actual” y si bien no es el tratado ideal, lo importante es que cada país encuentre que sus intereses esenciales se encuentren reguardados

Resaltó que el T-MEC traerá un alto beneficio para el país, pues otorga certidumbre y estabilidad a los flujos comerciales y de inversión, profundiza la integración económica y la competitividad de la región, integra nuevos capítulos en diferentes materias, como derechos laborales, comercio digital, anticorrupción, pequeñas y medianas empresas y medio ambiente

El panista y presidente de la Comisión de Economía, Gustavo Madero, llamó a valorar la parte política de la aprobación, pues esta revisión del TLCAN fue resultado de las ofertas políticas de Trump en campaña, que ha incluido someter a México a la amenaza estadounidense de vincular el tema arancelario con el migratorio

“Eso sentó un pésimo precedente; de muy poco servirá si los estadounidenses lo toman como rehén y si el gobierno cede a los chantajes en vez de recurrir a los mecanismos de defensa. No debemos permitir que el capítulo 30 quede como letra inútil y el dividendo debe ser confianza clara entre los tres países”, exigió el legislador

El priista Eruviel Ávila destacó las ventajas de los últimos 25 años de negociar con el esquema de libre comercio que brindó el TLCAN, pero dijo que se vive un enorme desafío, pues “estamos ubicados en una región para la cual la globalización ha representado una oportunidad, pero también un riesgo y hay que aprovechar la competitividad que tenemos”

Por Movimiento Ciudadano, Samuel García, criticó que el gobierno mexicano responda a la guerra de aranceles con la aceptación de convertir a México en un tercer país seguro, ya que“las mejores horas de nuestra diplomacia no son las de la avestruz”

Advirtió que viene un escenario complicado, con 15 meses de campaña del presidente de Estados Unidos, y si las encuestas lo ponen abajo se irá contra México “y estamos a poco más de 30 días de mostrar si pudo con el paquete al que nos obligamos

Expuso que México se enfrenta a dos mundos, que le impongan aranceles con base en las leyes del 74 y 77, sin medidas cautelares que podrían llevar a perder un millón de empleos con un impacto similar como si subiera el IVA a 26% o que en 34 días nos obliguen a ser un tercer país seguro. Pedimos dignidad y firmeza”

El perredista Antonio García Conejo demandó que México no doble la espalda frente a Estados Unidos, al indicar que existe una dependencia económica que requiere generar una política de Estado que apueste por la diversificación comercial con otros países, para disminuir pese control político y comercial que ejerce Estados Unidos sobre nuestro país, México

“Una muestra clara son las declaraciones recientes del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ante la posible implementación de aranceles a las importaciones mexicanas. No debemos continuar así, y más que celebrar las negociaciones para la no imposición de aranceles, debemos establecer estrategias que no permitan, pase como lo dije en la frase al inicio”, explicó

Al pedir que “no doblemos la espalda no nos humillemos, no bajemos la cabeza ante las amenazas, ante los chantajes, para que ninguna nación, ningún país violente nuestra soberanía y condicione las decisiones políticas, la libertad política es la condición previa del desarrollo económico y del cambio social”

El coordinador ecologista Raúl Bolaños afirmó que es la gran oportunidad de transformar la economía de los tres países, al abundar que los 34 capítulos crean un círculo virtuoso para competir en esta época

Reconoció la negociación a cargo del pasado y actual gobiernos, al señalar que “México tenía que mantenerse a la altura de su historia” y logró un acuerdo que da confiabilidad en el exterior hacia nuestro país, al celebrar que su aprobación tenga el respaldo de todos los partidos porque eso manda un mensaje de unidad ante la coyuntura de los muros y las presiones

A su vez, la petista Geovanna Bañuelos subrayó que Estados Unidos y Canadá necesitan a México, por lo que en el contexto actual hay que tener en cuenta que la economía mundial ha cambiado y las economías regionales se unen para ser más competitiva. “Y da la posibilidad de ejercer su soberanía sin amagos”

Mientras que la coordinadora del PES, Sasil de León, resaltó los beneficios comerciales que tendrá para el país.

 

Por ''Milenio''.