Sidebar

Internacional
Tipografía

Uno de los menores de 14 años padece hidrocefalia, por lo que el gobierno de EEUU les permitió un acceso más rápido.

TIJUANA – Dos madres hondureñas, acompañadas de cinco niños, cruzaron desde la garita de San Ysidro en Tijuana, para buscar refugio en Estados Unidos este lunes en la mañana.

Por más de tres años esperaron en México para que su caso de asilo político fuera escuchado en Estados Unidos, una espera eterna que por fin terminó cuando agentes de Aduanas y Protección Fronteriza les permitieron el paso.  

Cientos de personas que esperaban cruzar al trabajo y la escuela, fueron testigos de la historia de María Toribia, originaria de Honduras, quien con su hijo de 14 años en brazo junto a su hija mayor y cinco niños bajaron desde la camioneta del albergue.

En Oxaca, vivieron por más de dos años y luego en camión llegaron a Tijuana hace casi seis meses. Toriba dijo que intentó ir al campamento migrante de El Chaparral, sin embargo, a las pocas horas se dio cuenta que no podría quedarse ahí ante las condiciones del tiempo.

"Me siento preocupada por mi bebé porque a veces se convulsiona y se pone mal".

De acuerdo con el líder del albergue aunque no forman parte del programa MPP, el estado de salud del hijo de María que padece hidrocefalia, permitió que el gobierno de Estados Unidos les permitiera un acceso más rápido.

“Vienen a ser casos como inminentes que sus vidas están en peligro”, dijo a Telemundo20, Alberto Rivera, presidente de A.C Civil Agape, misión mundial en Tijuana

TELEMUNDO 20, acompañó desde el albergue hasta la garita de San Ysidro a esta familia quienes cerca de media hora esperaron la aprobación de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) para cruzar.

En la frontera, las madres acompañadas de los menores portaban sus mochilas, cobijas y algunos alimentos mientras esperaban a ser atendidas por los agentes fronterizos.

Minutos más tarde, un agente salió con una hoja en mano donde pasó lista de sus nombres que parecían ya estar dados de alta en una lista con la que ellos contaban.

“No teníamos números, yo esperaba que me iban a dar un número aquí y ya luego tomaron videos del niño de allá del otro lado y ya luego me llamaron que diéramos todos los datos y los nombres y todo y dije yo que grande es mi dios misericordioso”, relató María Toribia minutos antes de cruzar.

Toribia iba a acompañada además de un hijo de 10 años, su hija de 25 años y sus tres nietos más.

El camino a EEUU: Honduras, Oaxaca, Tijuana, San Diego, Chicago

El pastor del albergue en Loma Bonita siguió el proceso de asilo de esta familia.

"Está tardando, un poco lento, algo, pero sí hay casos especiales que se puede hacer y no más les decimos sean pacientes", dijo Alberto Rivera, presidente de A.C. Civil Agape Misión Mundial en Tijuana.

El miércoles pasado le confirmaron a la familia que este lunes podrían cruzar.

"La semana pasada de nuestro albergue cruzaron dos legalmente, esta semana, parece que somos como 14 que van a pasar esta semana, de casos especiales", dijo Rivera.

Mientras tanto, María recordó lo duro que ha sido de cuidar de sus hijos todos estos años, lejos de su patria, sin el apoyo de su expareja que al ver la discapacidad de su hijo, prefirió hacerse a un lado.

"Ya no voy a gastar ni un peso así, me dijo y yo la verdad yo no quiero que el niño esté y usted sabe que para uno de madre es muy duro, y yo con mucho dolor le digo, pues yo me separo de ti y sigo con mi vida", dijo María.

Ahora espera que estos pasos que dio dentro de territorio estadounidense sean el inicio de una nueva vida.

Con información de Telemundo