Sidebar

Internacional
Tipografía

El todavía presidente de Estados Unidos emitió un mensaje a su esposa Michelle donde le agradece todo.

La despedida de Barack Obama y su familia de la Casa Blanca ya está muy cerca, aunque muchos se negaban a aceptarlo, ayer el aún presidente de Estados Unidos pronunció su discurso oficial de despedida en Chicago ante miles de personas.

Durante su discurso que era seguido en vivo en todo el mundo, el mandatario habló de los logros, los retos e impulsó a los ciudadanos a seguir luchando por una nación incluyente.

Pero el momento más emotivo de la noche llegó cuando tocó hablar de su esposa.

Casi en las lágrimas el presidente Obama agradeció el apoyo de su esposa, quien, dijo, ha llenado de orgullo al país, pues siempre estuvo ahí para él.

"En estos últimos 25 años, has sido no sólo mi esposa, sino mi mejor amiga. Asumiste un rol que no te fue pedido y lo hiciste con gracia y estilo y buen humor. Hiciste que la Casa Blanca fuera un lugar abierto a todos. Me has hecho sentir orgulloso y has hecho sentir orgulloso a este país", indicó ante los aplausos para él y la primera dama en el recinto.

Cuando Obama estaba diciendo su discurso, Michelle esbozó una sonrisa mientras miraba a su hija Malia, quien tampoco pudo evitar las lágrimas.

Además de reconocer el trabajo de su esposa también mencionó a sus dos hijas.

 

tijuana principal