Sidebar

Internacional
Tipografía

Al ser cuestionado sobre el bombardeo ejecutado hoy por fuerzas estadounidenses en Afganistán, Donald Trump respondió: "Les dimos a las fuerzas militares total autorización. Esta fue otra muy muy exitosa misión"

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, confirmó que las fuerzas militares estadounidenses reciieron autorización para el bombardeo de hoy en Afganistán contra una red de túneles y cuevas presuntamente controlados por el grupo terrorista Estado Islámico.

Al ser cuestionado por periodistas en la Casa Blanca sobre esta acción, Trump respondió: "Les dimos a las fuerzas militares total autorización. Esta fue otra muy muy exitosa misión".

"Las fuerzas militares están actuando con total capacidad y en completa coordinación con el gobierno, eso es lo que están haciendo y es por eso que han sido tan exitosos en ellos. Si comparan lo que ha pasado en las últimas semanas, las cosas están mejor", añadió Trump sin dar mayores detalles de la misión militar.

TE RECOMENDAMOS LEER: ÚLTIMA HORA: EU lanza en Afganistán la bomba no nuclear más potente

Las fuerzas estadounidenses atacaron hoy un complejo de túneles del Estado Islámico en Afganistán con la bomba no nuclear más grande usada jamás en combate por del ejército norteamericano y apodada la "madre de todas las bombas", informaron funcionarios del Pentágono.

La bomba, conocida oficialmente como GBU-43, contiene 11 toneladas de explosivos. La Fuerza Aérea la apoda MOAB ("Mother Of All Bombs" o "madre de todas las bombas").

Cuando se desarrolló a principios de la década del 2000, el Pentágono hizo una revisión formal de la justificación legal para su uso en combate.

El cuartel general estadounidense en Kabul dijo en una declaración que la bomba fue arrojada a las 19:32 horas locales contra un complejo de túneles en el distrito de Achin, en la provincia de Nangarhar, muy cerca de la frontera con Pakistán y donde ha estado operando la filial afgana de Estado Islámico.

El portavoz del Pentágono, Adam Stump, dijo que la bomba fue lanzada desde un avión de carga MC-130 de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, que dijo que había sido llevado a Afganistán "hace algún tiempo" para su uso potencial.

El comandante de las fuerzas estadounidenses en Afganistán, general John W. Nicholson, dijo en una declaración escrita que el ataque buscó minimizar los riesgos para las fuerzas afganas y estadounidenses que realizan operaciones de limpieza en el área de Achin, "maximizando la destrucción" de los combatientes de ISIS y sus instalaciones.

Agregó que ISIS ha estado utilizando artefactos explosivos improvisados, búnkeres y túneles para fortalecer sus defensas.

"Esta es la munición adecuada para reducir estos obstáculos y mantener el impulso de nuestra ofensiva contra ISIS-K", agregó, repitiendo las siglas que usan los militares estadounidenses para referirse a la afiliada de ISIS. (EL UNIVERSAL)

tijuana principal