Sidebar

Header Blog Banner
As soon as you open an account Bet365 will send you a 10 digit Offer Code via email. Receive Your £200 bet365 Welcome Promo Bonus plus £50 Mobile Promo
tijuana principal

Expediente Político: La rebelión de las sotanas (II parte)

Opinión
Tipografía

Señalábamos en la anterior entrega, que la mayoría de los mexicanos se preguntan si el titular de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, conoce nuestra carta magna, porque no se entiende del porque se le ha permitido a los curas lanzar críticas y denostaciones al gobierno federal e insultos a la figura presidencial.

La constante violación al artículo 130 constitucional, inciso E, que vienen realizando obispos y sacerdotes durante sus homilías y a través de organizaciones civiles afines a ellos, por su rechazo retrograda a los matrimonios igualitarios y la posibilidad que las parejas homosexuales puedan adoptar, debe de ser frenado y sancionar a los rijosos hombres de la sotana.

Quienes además, han buscado la alianza y apoyo de otras iglesias de similar discurso e igual doble moral, que los llevo a la reciente creación del Frente Nacional por la Familia, organismo en el que se destacan iglesias como la evangélica y la católica, quienes a través de su vocero Rubén Rebolledo, han manifestado su rechazo a las iniciativas de Enrique Peña Nieto para reformar la Constitución Política de nuestro país y el Código Civil Federal, para que queden en ley el tema de los matrimonios igualitarios y la posibilidad de adopción para las parejas homosexuales.

Uno de los obispos más agresivos es Jonás Guerrero Corona, quien es responsable de la diócesis de Culiacán, a quien no solo manejo su rechazo a las iniciativas presidenciales, sino que se lanzó en contra de la figura presidencial insultándolo al expresar que, a lo mejor con esas iniciativas Peña Nieto lo que buscaba era un gavioto en lugar de su gaviota, y aunque a los días presento una carta de disculpa, la ofensa genero profundo malestar y encono en el gobierno federal.

O, que decir de lo que maneja el arzobispo Norberto Rivera, en su semanario Desde la Fe, en la editorial en su edición del pasado domingo doce, en el que se alegra del voto de castigo en contra del PRI y exige al presidente y a su partido, retiren las iniciativas presentadas por el ejecutivo.

Este tipo de acciones no pueden ni deben de ser toleradas por el gobierno federal, y es responsabilidad de la Secretaria de Gobernación meter en orden a las organizaciones religiosas y ser vigilante de que no intervengan en los asuntos de estado y actos de política, y en este sentido la dependencia que titula Osorio Chong, no solo se ha visto omisa, sino hasta sumisa.  

No se pueden tolerar las expresiones de Norberto Rivera, aunque estas sean por escrito a través de su semanario. A los hombres de la sotana les importa un sorbete lo enmarcado en nuestra Constitución, específicamente su artículo 130, en el que se establece que, ¨El principio histórico de la separación del Estado y las iglesias orienta las normas contenidas en el presente artículo. Las iglesias y demás agrupaciones religiosas se sujetarán a la ley¨, y en su inciso E se señala que, ¨Los ministros no podrán asociarse con fines políticos ni realizar proselitismo a favor o en contra de candidato, partido o asociación política alguna. Tampoco podrán en reunión pública, en actos del culto o de propaganda religiosa, ni en publicaciones de carácter religioso, oponerse a las leyes del país o a sus instituciones, ni agraviar, de cualquier forma, los símbolos patrios¨, como si el hecho de pertenecer a la iglesia católica les garantiza impunidad ante la intromisión que están haciendo en la vida política del país.

Y es por ello, que los hombres de la sotana deben de ser sancionados, aunque ello no los detendrá, continuaran atacando las iniciativas y al titular del ejecutivo así como a los legisladores a través de organizaciones civiles que les son afines, porque a estas no se les puede acotar ni impedir que ejerzan su derecho a manifestar sus ideas y puntos de vista, pero a los curas y pastores de las otras iglesias asociadas en esta guerra, se les debe de aplicar acciones punitivas.

No es posible que se le permita al clero católico, y a ninguna otra institución religiosa, entrometerse en los asuntos de carácter político y gubernamental de nuestro país, aquí con respecto a las iniciativas incomodas solo tienen dos opciones, o se aguantan, o se aclimatan.

Ya es tiempo de que se actué en consecuencia, debe aplicarse la ley a quien la violenta, no importa si usa sotana o es pastor de iglesia cristiana, sino entonces para que la lucha de Benito Juárez García, en contra de quienes manejan el opio del pueblo, tipificara Bruno Bauer, la iglesia católica.

No se debe tolerar la rebelión de las sotanas, si don Norberto Rivera y subordinados no se encuentran a gusto con las iniciativas enviadas por el presidente, pues entonces que le pida a su patrón, el Papa, que los envié a un país en el que se practique la política ultraconservadora que les fascina, y con la que hipócritamente se identifican.

La lucha continuara.