Venden Porsche que manejó un ex campeón de F1 y que fue de Pablo Escobar

Deportes
Tipografía

El auto fue una edición limitada, ya que solo se fabricaron 15 unidades de ese modelo, el cual fue manejado por Emerson Fittipaldi y perteneció al narcotraficante colombiano. 

No solo los pilotos del deporte motor son aficionados a los autos de lujo, sino también los futbolistas, boxeadores, peleadores de arte marciales, entre otros, han mostrado su pasión por este tipo de excentricidades; sin embargo, otros personajes que han podido adquirir estos carros son los narcotraficantes, quienes siempre presumen de traer lo mejor.

Hace unos días, un Porsche 911 que estuvo en manos del narcotraficante Pablo Escobar y que manejó el ex piloto de Fórmula 1, Emerson Fittipaldi, fue puesto en venta. 

¿En cuánto se vende el Porsche de Escobar?

Aunque a inicios de este año había sido puesto en venta por Atlantis Motor Group, pero hace unos días se informó que será subastado por otro sitio, la cual comenzará en 2.2 millones de dólares.

Este auto deportivo fue una edición limitada, ya que solo se fabricaron un total de 15 unidades para la Carrera Internacional de Campeones (IROC, por sus siglas en inglés). 

¿Cómo llegó el Porsche a manos de Pablo Escobar?

El Porsche 911 IROC RSR, de color amarillo (Sahara Beige) y con el apellido Fittipaldi, fue fabricado en 1974, año en el que compitió en la primera Carrera Internacional de Campeones, una serie en la que se encontraban los mejores pilotos de varías categorías del deporte motor.

Este auto deportivo fue conducido por el ex campeón mundial de F1, Emerson Fittipaldi, quien calificó para la pole position, pero el brasileño no pudo largar en la primera posición, ya que fue sancionado tras llegar tarde a la reunión de pilotos, lo que lo llevó al lugar 11.

La carrera terminó inesperadamente por una fuga de combustible de este Porsche, por lo que la IROC tuvo que finalizar de esta manera para ese año.

Los 15 modelos del Porsche 911 se vendieron a Roger Penske, de Penske Productions, quien era un famoso preparador y jefe de equipos de automovilismo en Estados Unidos; después pasó a manos de los pilotos John Tunstall y Charlie Kemp, pero sería Tunstall quien se lo vendería a uno de los capo más famosos de la historia: el colombiano Pablo Escobar.

El auto siguió en competencias, aunque fue modificado con una carrocería 935, para participar en la Copa Renault que se realizaba en Colombia.

Este Porsche estuvo en manos del narcotraficante colombiano hasta su muerte en 1993, año en el que fue decomisado y enviado a Estados Unidos para que volviera a tener su carrocería original.

Con información de Milenio.