Bola de fuego pasa por cielo del sur de EU, confirman científicos de la NASA

Ciencia
Tipografía

La bola de fuego generó suficiente energía para generar perturbaciones que se sintieron en tierra; fue 10 veces más brillante que una Luna llena.

Científicos de la NASA confirmaron el paso de una bola de fuego que surcó el cielo a toda velocidad sobre tres estados del sur estadunidense y seguido de un fuerte estruendo.

De acuerdo con la NASA este jueves más de 30 personas en Arkansas, Luisiana y Mississippi reportaron haber visto el meteoro excepcionalmente brillante alrededor de las ocho de la mañana del miércoles, tras escuchar estruendos en el condado Claiborne, Mississippi, y áreas vecinas. Inicialmente fue detectado a 87 kilómetros sobre el río Mississippi, cerca de Alcorn, dijeron los funcionarios.

El objeto, que los científicos llamaron un bólido, se desplazó con rumbo al suroeste a una velocidad de 88 mil 500 kilómetros por hora, fragmentándose al descender en la atmósfera terrestre. Se desintegró unos 55 kilómetros, sobre un área pantanosa al norte de la comunidad de Minorca, en Luisiana.

“Una bola de fuego naranja del tamaño de una pelota de baloncesto, con una cola blanca, moviéndose al oeste hacia el río Mississippi”. Así lo describió una testigo al Vicksburg Post.

La agencia de emergencias del condado Claiborne colocó un mensaje en Facebook en el que confirmó los reportes y apuntó que la Estación Nuclear Grand Gulf no estuvo involucrada.

“Ciudadanos del condado Claiborne, los funcionarios locales están al tanto del ruido fuerte escuchado en todo el condado”, dijo el mensaje. “La Estación Nuclear Grand Gulf Nuclear no estuvo involucrada en este acontecimiento y el sitio es seguro, no hay amenaza para el condado y no es necesario tomar medidas”.

Como lo informó la Nasa, la fragmentación de la bola de fuego generó suficiente energía para generar perturbaciones que se sintieron en tierra, con estruendos y vibraciones percibidos por las personas en el área. Añadió que, en su pico, la bola de fuego fue 10 veces más brillante que una luna llena.

“Lo que me pareció inusual fue que tuviéramos tan pocos testigos que lo avistaran, teniendo en cuenta que el cielo estaba tan claro”, dijo Cooke. “Son más los que lo escucharon que los que lo vieron” finalizó.

Con información de Milenio.