Exhorta Congreso a erradicar matrimonios infantiles en pueblos indígenas

Mexico
Tipografía

Durante la sesión Permanente se expuso que en estados como Guerrero, Chiapas y Oaxaca se realiza la “venta” de niñas con fines matrimoniales por cantidades que van de los 5 mil a los 200 mil pesos.

El pleno de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó al Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes para que, en coordinación con el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas, refuercen las acciones tendientes a prevenir, erradicar y sancionar el matrimonio infantil y las uniones forzadas, sobre todo en pueblos y comunidades indígenas.

Durante la sesión de la Permanente se avaló exhortar también a la Secretaría de Educación Pública (SEP) para que a través de las áreas de Educación Indígena realice las actividades de información y prevención sobre esta materia entre adolescentes indígenas y entre padres de familia; además se informe a las autoridades de las entidades federativas que tengan más del 30% de población indígena dentro de su población total.

En los argumentos se expone que existen denuncias de que en comunidades indígenas del país, sobre todo en estados como Guerrero, Chiapas y Oaxaca se realiza la “venta” de niñas con fines matrimoniales por cantidades que van de los 5 mil a los 200 mil pesos.

En tribuna, el senador del PRI por Guerrero, uno de las entidades donde se ha denunciado esta práctica e incluso la venta de niñas con fines matrimoniales, dijo que cada año más de un millón de niños se ven involucrados en la prostitución y la pornografía en el país.

Destacó que el 68% de las niñas indígenas contraen matrimonio entre los 9 y 19 años y dijo que es necesario proporcionar asistencia a las víctimas de estos delitos en el país.
Sin embargo, la senadora por el PAN, Xóchilt Gálvez, expuso que no debe estigmatizarse los matrimonios entre menores  en México y dijo que las costumbres de las comunidades indígenas no deben ser consideradas como una mercantilización de las mujeres, sino más bien un apoyo solidario entre las familias de los contrayentes.

Argumentó que lo sí pertenece al ámbito de la cultura indígena es la tradición de los acuerdos matrimoniales “que se asumen con gusto, porque forman parte de su cultura generalmente con grandes fiestas para mostrar la alegría por los nuevos novios”.

Dijo que los acuerdos entre padres se celebran con los debidos rituales y la entrega de presentes como alimentos y bebidas para sellar las nuevas alianzas matrimoniales, así como se acuerda la dote en forma de trabajo, de animales o dinero para el mantenimiento de la familia de la novia.

Subrayó que las tradiciones y rituales deben de ser observados como una práctica cultural pero que se debe de revisar la venta de niñas y adolescentes o el tráfico de adolescentes por parte de la delincuencia organizada fuera de esos rituales.

Con información de El Universal.