tijuana principal

¿Dónde queda la esperanza y honestidad valiente de Morena?

Mexico
Tipografía

Mucho se ha dicho que para el presidente Enrique Peña Nieto la elección del Estado de México es la más importante, ya que de ahí depende su victoria en las elecciones presidenciales del 2018. Pero la realidad es que no es el único que ve en la elección mexiquense un trampolín para la presidencial, para Andrés Manuel López Obrador parece ser mucho más importante al punto que hasta los principios se han perdido.

¿Y la agenda de la izquierda, y la lucha?

Morena perdió la perspectiva electoral ante una reñida competencia en el Estado de México y tristemente no sólo eso, sino que también perdió la agenda de izquierda y las demandas que por mucho tiempo lucharon grandes líderes, ahora regresa con prácticas tan nefastas y antidemocráticos como el corporativismo, el uso clientelar de las organizaciones sociales y sindicales, corrupción, empresas fantasmas, descuentos a trabajadores a fuerza y el dedazo.

Elba Esther Gordillo ¿NETA?

La sorpresa se dio en un mitin de la candidata de Morena a la gubernatura del Estado de México, Delfina Gómez, cuando recibió el apoyo del ex secretario general del SNTE, Rafael Ochoa Guzmán, quien se hizo acompañar nada menos y nada más del yerno de la maestra Elba Esther Gordillo, Fernando González, quien además fue el subsecretario de Educación cuando la titular era la candidata del PAN a la gubernatura del Estado de México, Josefina Vázquez Mota.

AMLO parece olvidar que el yerno de la profesora Gordillo, sin ningunas cartas credenciales para ocupar un cargo tan importante como subsecretario de Educación, era un personaje que fue señalado por Noé Rivera, un exoperador de Gordillo, como quien prácticamente le hacía las compras a la lideresa. Rivera comentó en entrevista a La Jornada que “en 2000, Fernando viaja a Los Angeles para comprarle relojes Rolex a todos los dirigentes del sindicato magisterial y los contrabandea de San Diego a Tijuana, donde me habla para que lo lleve al aeropuerto. Nos bajamos en una ferretería y se compra una cinta adhesiva gris, como de cuatro pulgadas, y me dice: ‘llévame a tu casa’. Estando en mi casa se quita toda la ropa y se pega los Rolex en las piernas, en el pecho… El flamante subsecretario es un contrabandista consumado de relojes Rolex”.

AMLO tampoco vio que el operador llegó al cargo en el cual estuvo los seis años de la administración calderonista, por el acuerdo de Elba Esther Gordillo y la SNTE tuvo con el PAN para apoyar a su candidato a la presidencia, Felipe Calderón Hinojosa, aquel que acusa de haberle robado las elecciones y la presidencia y que incluso él denunció recientemente en sus redes sociales al comentar como Elba Esther Gordillo fue parte del fraude electoral de 2006.

Al final de cuentas el apoyo de la SNTE, de Elba Esther Gordillo a Morena y a López Obrador no es más que la incongruencia entre el discurso y la acción.

Lo peor del viejo PRI y el Salinismo ahora en MORENA

Lo que ya no se entiende de AMLO, a quien siempre había apoyado, es si es una añoranza al viejo sistema corporativista del PRI al que perteneció en sus años mozos, o un acto desesperado por tratar de apuntalar a su candidata en el Estado de México, o ambas.

Dada la importancia que reviste la elección del Estado de México para Andrés Manuel López Obrador y para su futuro, anunció que toda esta semana del 15 al 20 de mayo estaría haciendo campaña para una candidata que por sí sola no levanta muchos votos y de paso de apoyarla, trata de reposicionarse.

El día 15 de mayo, con motivo del día del maestro, aprovechó para tratar de justificar su nueva alianza con la Maestra Gordillo detenida desde 2013, al comentar que serán precavidos con la adhesión de los maestros de la SNTE a la campaña de Delfina.

Es claro que el gremio de maestros es altamente poderoso para una elección por el número de afiliados con que cuenta y que ellos, según las hipótesis del propio López Obrador y de muchos más, ha servido para ganar elecciones como la de Vicente Fox o de Felipe Calderón, lo que ahora quiere Andrés Manuel para Delfina y seguramente para él en 2018.

¿Educación moderna o el regreso al pueblo no educado y manipulado?

AMLO se olvida de que una gran mayoría del SNTE estuvo de acuerdo con la reforma educativa, la que le quitó privilegios a los líderes sindicales, tanto de la SNTE como de la CNTE, que quitó el manejo corporativo y electorero de la noble función del maestro para que se dedicaran a la educación de los niños y dejara de verse solo como botín electoral.

Por eso llama la atención la ahora afinidad de AMLO y cómo quiere recuperar el sentido corporativista del magisterio en el sector del SNTE y de quien fue hasta hace unos días su archienemiga, sobre todo cuando siempre pretendió ese poder a través de la CNTE.

Sin importar el valor que tiene la educación para un país en su desarrollo y bienestar social, AMLO, junto con Martí Batres acordaron con una de las cabezas más visibles de la CNTE, Teodoro Palomino una campaña de afiliación a Morena. Al respecto declaró el líder sindical que los 200 mil maestros de la CNTE son desde ese momento, 2013, la mayor fuerza organizada de Morena.

 Veracruz, donde todos están embarrados

En las elecciones de 2016, sobre todo en Veracruz, AMLO en alianza con José Murat buscaba a toda costa el apoyo magisterial de la CNTE, siendo un tema recurrente en los actos de campaña las referencias a los profesores como cuando tomó protesta de un comité de Morena en Misantla, cuando les dijo que lamentaba que en tiempos pasados los maestros se dejaron aconsejar por una lideresa para que participaran en el fraude electoral de 2006 y “miren el daño que hicieron, porque no estaría mal el país si se hubiese respetado el triunfo desde el 2006 y advertía que la reforma educativa no era educativa sino laboral solo porque la reforma le quitó al sindicato el control de la nómina, les puso examen de oposición para que sean los mejores profesores los que estén al frente de los grupos y les quitaron la obligación de participar en marchas y mítines a cambio de ascensos y prebendas.

Sin embargo, es muy probable que la adhesión de la CNTE no le dio los resultados político-electoral deseados y por ello ahora recurre a la SNTE, sin importar nada, para tratar de configurar la alianza que según algunos aportaría 250 mil votos a la candidata de Morena.

Pero no sólo eso parece estar en la alianza Gordillo-AMLO, sino la venganza de muchos otros, principalmente en contra del gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, quien les ganó la elección al PRI y a Morena y que el parecer rompió con la profesora Gordillo después de ser su principal aliado contra Madrazo y Beltrones.

Venganzas políticas

Parece ser que lo más rancio de la política mexicana se une en la desgracia.

De un lado se dice que la profesora Gordillo rompió su alianza con el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes y según algunas columnas como la de Salvador García Soto en El Universal la profesora ofrecería a AMLO pruebas que comprometen al panista, asegura que le dijo “tengo videos y documentos que comprometen a Miguel Ángel Yunes”.

Por su parte, AMLO está muy dolido contra Yunes Linares porque no solo le ganó la elección, sino que además supone que el gobernador de Veracruz fue quien grabó a su candidata a la presidencia municipal de las Choapas, Eva Cadena, recibiendo dinero ilegal para la campaña y lo ofrecido por la profesora encarcelada representa oro molido para su venganza. 

Un ingrediente más y que podría estar relacionado con aquella declaración que ofreció Miguel Ángel Yunes, de que el día de su toma de protesta daría información que cimbraría al país y es que en días recientes algunas publicaciones dieron cuenta de la existencia de algunos supuestos videos en los que se tiene grabado al ex dirigente nacional del PRI Manlio Fabio Beltrones y a José Murat recibiendo 200 millones de pesos para las elecciones en algo que dicen se llamó operación Zafiro.

No se puede olvidar que existe un pleito añejo entre Beltrones y Murat con Miguel Ángel Yunes que data de cuando el hoy gobernador de Veracruz como abogado del PRI demandó al entonces presidente del PRI Roberto Madrazo y toda su camarilla y tampoco los fuertes acercamientos que siempre ha tenido AMLO con el ex gobernador de Oaxaca, José Murat.

Lo cierto es que AMLO recurre a la vieja guardia corporativista para tratar de levantar la campaña de Delfina Gómez y recurre a uno de los sectores que podrían darle mayor efectividad.

¿Triunfará la venta de la honestidad valiente al mejor postor?

Hay que destacar que el corporativismo desde que fue erradicado en la administración del presidente Zedillo, donde se quitó la obligación de que los sindicatos pertenecieran al PRI, día con día los trabajadores han tenido mucha mayor libertad para votar y el factor clientelar ya no funcionaba.

En el magisterio se perdió después de la reforma educativa, y ahora es probable que, aunque la maestra desde su reclusión ordene votar por Morena en el Estado de México, es muy probable que ya no sea así. La reforma les quitó todos los incentivos a los líderes gremiales para manipular a los trabajadores.

Morena se debate entre la añoranza del viejo régimen corporativista y su desesperación ante la imposibilidad de lograr el triunfo en el Estado de México. Y lo más triste de esta historia son los izquierdistas que prácticamente están cegados ante lo que es la reencarnación del PRI salinista en Morena ¡Y se quejaban de los Chuchos!

(SDP Noticias)