Expediente Político: Intrigas palaciegas 

Baja California
Tipografía

Pugna entre los mexicalenses y zona Costa en el gobierno del estado

En la primera entrega hice referencia similar resquemor que mantienen Miguel Ángel Bujanda Ruíz, Secretario de Desarrollo Urbano del XXIV Ayuntamiento de Tijuana y Alfredo Álvarez Cárdenas, Coordinador de Gabinete del Gobierno del Estado, en contra se los titulares de las Secretarias Generales de los Gobiernos municipal y estatal, Jorge Salazar Miramontes y Catalino Zavala Márquez, respectivamente, por ser quienes hicieron polvo sus ambiciosos anhelos de ser quienes llevaran a cabo esa función.

Encono que no ocultan y demuestran a través de acciones soterradas encaminadas a acotar el accionar de Salazar y Zavala, con la finalidad de debilitar su fuerza y presencia política para lograr que las titulares de los ejecutivos municipal y estatal, Montserrat Caballero y Marina del Pilar Ávila, respectivamente, los desplacen y ellos por fin conquisten lo que en los procesos de transición gubernamental soñaron, anhelaron, pero se les negó.

Ya referimos las intrigas de Bujanda Ruíz en contra de Salazar Miramontes, en similar actitud se encuentra el coordinador de gabinete de la gobernadora Ávila Olmedo, Alfredo Álvarez Cárdenas, quien busca con ahínco frenético socavar la figura y la capacidad política de Zavala Márquez, a quien no perdona que le haya pulverizado su sueño de llegar a ser ungido como Secretario de Gobierno.

Para lograr su objetivo, Álvarez Cárdenas se ha unido a dos personajes que representan los intereses de uno de los grupos económicos más importantes en la capital del estado, Marco Antonio Moreno Mexia y Arturo Espinoza Jaramillo, Secretarios de Hacienda e Infraestructura, respectivamente, especialmente el primero, a quien sus padrinos ya lo alinearon como el sucesor de Marina del Pilar en el 2027, y designaron a Álvarez Cárdenas como el responsable y coordinador de esa tarea.

Con el apoyo de Moreno y Jaramillo, Álvarez Cárdenas esta intentando permear en el ánimo de la gobernadora para moldear sus ideas y formas de gobernar y su toma de decisiones sea acorde a sus intereses y proyecto político, por lo que es fundamental para la consolidación del mismo, que Catalino Zavala sea removido de la dependencia que titula y él asuma el cargo.

Es por ello, que Álvarez Cárdenas decidió controlar a través de Moreno Mexia los recursos económicos y con ello constreñir especialmente la operatividad y efectividad de Zavala Márquez, pero esta acción también incluye a funcionarios relevantes que no son afines y por ende se convierten en lastres para el proyecto, como la Secretaria de Protección al Medio Ambiente, Mónica Vega Aguirre, Gerardo Solís, titular de la Secretaria de Educación, o el director del Instituto de Movilidad Sustentable, Alberto Gutiérrez Topete, quienes se han mostrado reacios y rebeldes a las decisiones que toma el coordinador de gabinete y particularmente a reconocer liderazgo en Álvarez Cárdenas.

La constancia y empeño demostrado hasta el momento por Álvarez Cárdenas en la consecución de su objetivo no se puede negar, sin embargo, sus resultados son nulos, su capacidad y estatura política no le dan para llegar al nivel que pretende, no entiende que no entiende que no basta con tener un buen nivel académico para ser un zorro político, eso se consigue a través del tiempo y las experiencias vividas, y en ese rubro, lo reconozca o no, Zavala Márquez le lleva enorme ventaja.

Es evidente que el coordinador de gabinete de Marina del Pilar Ávila continuará con sus consignas, defenestrar a Zavala Márquez para conseguir su posición y, seguir perfilando y posesionando a Moreno Mexia como quien debe de ser el candidato a la gubernatura por Morena en el 2027 y por supuesto, conseguir las posiciones importantes que ostentan los que no se alinean a sus intereses y proyecto político.

Lo anterior, obliga la intervención de la gobernadora para poner las cosas en su justa dimensión, para recordar y remarcar su liderazgo a sus subordinados y sobre todo, para dejar en claro que faltan cinco años para sus ambiciones sucesorias.

Y mientras tanto...

La vacunación en Baja California le quedo muy grande al Secretario de Salud, Adrián Medina Amarillas.